Charla de Inés Arrondo y viaje a la gloria

Inés Arrondo brindó una charla para las jugadoras de la Selección Sub-16 de AFFEBA que está a punto de disputar las semifinales de la Liga de Desarrollo. El partido será este jueves a las 9 de la mañana.

Inés Arrondo, exjugadora de la Selección Argentina de Hockey, brindó una interesante charla para el plantel de la Selección Sub 16 de AFFEBA que se prepara para jugar mañana a las 9 contra Gauchitos Pilarica la semifinal de la Liga de Desarrollo organizada por la Confederación Sudamericana y la AFA.

El equipo que representará a la Asociación del Fútbol Femenino de la Provincia de Buenos Aires partirá hoy al mediodía rumbo a Capital Federal y ayer recibió la grata visita de una de las piezas importantes de Las Leonas en su época de gloria. Arrondo, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, oro en el Mundial de Australia 2002 y bronce en los Olímpicos de Atenas 2004, atrapó a jugadoras, familiares y dirigentes durante dos horas en las que contó sus experiencias, transmitió sus conocimientos y dejó muchos mensajes.

«La semifinal es el partido más ´chivo´ de todo el torneo. Si lo ganás creés que ganaste todo y si lo perdés da la sensación de que no sirve nada de lo que hiciste. Lo que ustedes tienen que hacer es sentir que quieren que ese partido no se termine nunca. Eso nos pasó en Sydney cuando le ganamos 7-1 a Nueva Zelanda. Primero queríamos que terminara rápido y después lo disfrutamos un montón, como nos dijo ´Cacho´ (Vigil, el entrenador) que iba a suceder», destacó la jugadora surgida en Universitario de Mar del Plata.

Arrondo, además, remarcó en varias frases el orgullo que significa vestir una camiseta, sobre todo la de un seleccionado. También habló del sentido de pertenencia al conformar un equipo y el dejar todo por la compañera que comete un error mientras iba intercalando anécdotas y ejemplos de su carrera deportiva.

Ante la atención de todos los presentes en el salón de conferencias del hotel Garden, la jugadora que pasó por Saint Catherine´s en Buenos Aires y marcó el gol del empate en la final del Mundial con Holanda que Las Leonas luego ganarían por penales, contó que no es muy amiga de las cábalas y que Sergio Vigil trataba de no darle demasiada importancia. «Si te ponés a pensar con cual pie tenés que entrar a la cancha podés perder el foco. Lo que nosotras sí teníamos eran rituales, pero para mantener un cierto orden y no alterarnos demasiado en la previa de cosas importantes. Yo siempre hacía la entrada en calor técnica con ´Magui´ Aicega, por ejemplo», destacó Arrondo.

También habló del entrenamiento, que para ella es «lo más sagrado que tenemos como equipo o Selección. Yo siempre quise entrenar mucho porque, más allá de que sabía que en algunos iba a correr un montón y me iban a doler dos días las piernas, eran importantes para después competir contra una holandesa o australiana y poder superarla».

Finalmente, dejó un gran mensaje: «cuando jueguen la semifinal, más allá de la importancia, permítanse disfrutar del momento. Si entran nerviosas y sienten que no pueden correr, quiéranse más que nunca y se van a tranquilizar rápido. Apoyen a la compañera y tengan en cuenta que es mucho más que un partido. Ustedes están haciendo ver al fútbol femenino y su crecimiento y ese es el mayor logro».

Luego de su exposición, en la que varias jugadoras le hicieron preguntas y contaron sus experiencias entre vergüenza y risas, Inés Arrondo recibió de parte de AFFEBA un botinero y una camiseta de la Selección, entregada por la secretaria Cristina Jiménez.