Círculo cayó pero dejó una mejor imagen

El equipo «papero» lo ganaba 1-0 ante Peñarol de Chimbas y terminó perdiendolo 2-1 en Otamendi con el debut de Lucas Baldino como entrenador interino. Diego Martínez abrió la cuenta y luego anotaron Espejo y Da Silva de penal.

Círculo Deportivo cayó ante Peñarol. (Foto: Martín Angelini)

Si lo único que valiera fuera el resultado, el balance es negativo. Porque los números dicen que Peñarol de Chimbas se llevó los tres puntos del «Guillermo Trama» con el triunfo por 2 a 1 por la 18° fecha de la Zona A. Sin embargo, en el análisis, se pueden sacar cosas positivas del partido de Círculo, que mostró una buena cara, mereció más y se quedó sin nada por una fatalidad a poco del final.

Cuando no se liga ni un poco, no hay mucho que hacer. La realidad es que el primer tiempo de Círculo fue de lo mejor que ha mostrado el equipo en el último tiempo, con buen manejo de pelota, presionando alto y generando varias situaciones de gol. A los 18′, en una pelota parada, Diego Martínez anticipó de cabeza y marcó el 1 a 0 parcial, pero antes había llegado mal parado a un centro bajo de Reali y se le fue por arriba, y el arquero Pave se había exigido para ahogar el grito de Vértiz y Ullúa. El control fue del local a lo largo de casi toda la etapa, y apenas sufrió en pelotas paradas, ya sean por arriba o envíos directo que no tuvieron mayor peligro. Por el contrario, Ramiro Rodríguez de contra definió alto, Ullúa sorprendió con un córner cerrado que obligó una buena respuesta del arquero y el «Turbo» sacó un buscapié que por centímetros no metió en contra de su arco Pfund.

El complemento se planteó distinto desde el arranque, pero Círculo lo enfrío a partir del toque y la posesión de pelota. Cuando parecía que lo controlaba, se juntaron los dos mejores atacantes del «bohemio», Da Silva pivoteó para Espejo y el goleador definió ante el achique de Chiappero para igualar a los 6′. El juego se hizo de ida y vuelta, con chances de los dos lados y el partido era entretenido. Peñarol parecía mejor parado, Baldino rearmó la defensa para no pasar sobresaltos y se acomodó. No pasaba nada cuando después de un córner, Chiappero rechazó y la pelota pegó en la mano de Ramiro Rodríguez, que iba saliendo del área, Marcos entendió que era penal y Da Silva puso en ventaja a la visita a 12′ del final. Jugado por jugado, entró Pedro Barberini y Círculo fue hasta el final, con paciencia, sin desesperarse, pero a buscar el empate que merecía. «Pepo» tuvo la última con una tijera que cayó a las manos del arquero y sentenció el triunfo visitante, la derrota local pero con la tranquilidad de una mejoría que deberá ratificar en los próximos compromisos.