«No cierro las puertas a los equipos de Mar del Plata»

Lucas Gilardoni, marplatense que está jugando en el CF Talavera de la Segunda División «B» de España, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su presente: «cuando se presenta una oportunidad así hay que aprovecharla», destacó.

Lucas Gilardoni en su paso por Europa.

Lucas Gilardoni en su paso por Europa.

Escuchá a Lucas Gilardoni con Sebastián Di Grande en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Los marplatenses que viven distintas experiencias por el mundo son muchos. Uno de ellos es Lucas Gilardoni, jugador actualmente del CF Talavera, en la Segunda División «B» del fútbol español.

Desde aquél destino, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) y repasó distintos aspectos de su realidad deportiva. Respecto del equipo donde está jugando aclaró que «hemos subido este verano. Era un club que había desaparecido por impagos, pero lo tomó una directiva con dinero para ponerlo nuevamente en la Liga».

Cuando estaba a punto de abandonar la práctica del fútbol, surgió una posibilidad única que no desaprovechó y luego derivó en el presente que está viviendo: «tuve la suerte de que un mecánico de la casa de repuestos de refrigeración donde trabajaba, conocía un representante en España y me contactó con él. Me dijo que quería que juegue 3 meses en el equipo de él, me vio, le gusté y me llevaron para el filial Mallorca», recordó Lucas.

Lucas Gilardoni con Andrea Pirlo.

Lucas Gilardoni con Andrea Pirlo.

El sacrificio de jugarse por un sueño no era fácil, pero de a poco fue dándose cuenta que era posible. «Los dos primeros años estuve en Mallorca y después me empecé a mover por la zona de Madrid. Al principio es complicado dejar la familia, pero de chiquito uno siempre sueña con jugar al fútbol y cuando aparece esta oportunidad hay que aprovecharla. Hemos conocido muchos argentinos y eso te ayuda», dijo el marplatense.

Aún a la distancia, sigue atento a lo que pasa en la ciudad con los distintos equipos y los conocidos que ha dejado: «sigo mucho el fútbol de Mar del Plata. Miro como va Alvarado, Aldosivi y la liga de Mar del Plata. Mis hermanos me informan un poco. Ahora mi hermano se retiró, pero me gustaría que siga jugando», indicó. El apellido Gilardoni está ligado directamente al fútbol de nuestra ciudad y Nicolás tiene una materia pendiente en ese sentido:«en un momento iba a dejar el fútbol y me puse a entrenar con Nación antes de que surgiera esta oportunidad en Mallorca. Me quedé con las ganas de jugar con mis hermanos».

 

Con un buen presente en el lugar que ha elegido para jugar y desarrollar su carrera deportiva, siempre queda una puerta abierta para regresar al país y ser profesional en tierra propia: «es un tema complicado volver al fútbol de Mar del Plata. Acá se está bien, no cierro las puertas de ningún equipo. Siempre me gustaría volver para jugar con mi hermano, por ejemplo, es una espina que me ha quedado», reiteró.

Lucas Gilardoni es uno de los tantos ejemplos del sacrificio en búsqueda de un sueño y de a poco ha transformado ese sueño en realidad.