Sobre el final, Círculo estiró su racha como local

El equipo de Marcelo Straccia venció en tiempo adicionado al reglamentario a Cipolletti como local gracias al gol de Gonzalo Ramírez y sumó tres puntos claves en su objetivo de lograr la permanencia en el Federal «A».

El alocado festejo luego del gol del triunfo (Foto: Martín Angelini)

Círculo mostró su mejor versión de la temporada, dominó a Cipolletti de principio a fin, fue protagonista y buscó el triunfo hasta la última pelota, en la que Gonzalo Ramírez conectó un córner con un derechazo que se clavó contra el palo derecho de Molini y le dio el merecido 1 a 0 para alejarse de la zona del descenso cuando restan tres fechas para el final de la Zona Sur del Torneo Federal A.

El equipo de Marcelo Straccia mira las dos tablas. La de abajo, porque hasta no estar tranquilo matemáticamente, no se puede correr de su objetivo. Y la de arriba, porque con los resultados de la jornada, quedó a cuatro del Reducido, con 9 puntos en juego. De todas formas, lo más importante, y lo que le deja abierta esa ilusión, es el crecimiento del equipo, no sólo en los números sino, principalmente, en el rendimiento. Contra Cipolletti era una final y la jugó como tal, apenas una acción de riesgo sufrió en todo el partido y fue producto de un error defensivo, una corrida de Bielkiewicz y Sosa que no llegó a empujar por el medio. El resto, fue todo del local, que hizo méritos para ganarlo mucho antes, pero tuvo el premio por no rendirse y seguir intentando hasta el final.

El juego tuvo un claro dominador en cualquiera de los contextos. 11 contra 11, 11 contra 10 y 11 contra 9. Más allá de las expulsiones, Cipo no estuvo cómodo en ningún momento, le costó tener la pelota y le llegaron con bastante facilidad. En la etapa inicial, fueron tres las opciones concretas de gol, más varias aproximaciones: Luciano Molini se hizo gigante para cachetear al córner un «puntinazo» de Luna que se metía en el primer palo y tapó con todo el cuerpo un mano a mano de Vedda que le reventó el pecho. La otra, aunque el arquero achicó bien, la desperdició Luna que intentó ajustar demasiado sobre el palo izquierdo y la tiró afuera.

En el complemento, la tónica fue la misma, pero el local no encontraba la profundidad, más allá de jugar en campo rival. La expulsión de Meza por doble amarilla agudizó el dominio Rojiverde que sumó peso en ataque con Imanol Enriquez primero y Diego Martínez después. Los dos contaron con chances para abrir el marcador, pero la mala puntería y la mala suerte (un desvío cerca del palo, un taco sin arquero apenas afuera y un cabezazo del otamendino que se estrelló en el palo), le impidieron abrir el marcador. Sain tuvo su chance tras una peinada en el primer palo, Nicolás Straccia la quiso meter en el segundo palo y se le fue alta, Ezequiel Straccia le erró por poco al arco desde afuera del área y tanto los centrales como el arquero Molini desactivaban los mil y un intentos por arriba. La visita estaba con 9 por la expulsión de Amarfil (tiró la pelota lejos estando amonestado) y se llevaba un punto de oro. Hasta que Roselli ganó el último córner que él mismo ejecutó, nadie despejó y Gonzalo Ramírez se llenó el empeine del pie derecho para marcar el 1 a 0 y desatar la locura de todos en el «Guillermo Trama».

Un triunfo bárbaro de Círculo que lo deja peleando en los dos frentes, que sabe que el objetivo es salvarse, pero que se anima a mirar para arriba, que ganó cuatro seguidos como local, que sacó 14 de los últimos 18 y que el próximo fin de semana tiene otra «final» en San Juan ante Desamparados, que le puede asegurar la permanencia en un Federal A muy equilibrado.