Matías Arrúa: «Estoy a la mitad entre jugador y técnico»

El delantero marplatense se recibió de entrenador de fútbol, pero todavía sigue pensando que, mientras se forma, puede jugar un poco más: «la tenencia es fundamental», indicó.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El día después de un jugador de fútbol siempre es una gran apuesta. Algunos no lo consideran hasta el momento que les toca, pero otros van poniendo ladrillos en su futuro. Así lo hizo Matías Arrúa, el marplatense que se recibió de entrenador y empieza ahora, a ver como será su futuro inmediato.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) habló sobre su presente: «terminé el segundo año y recibí la licencia A avalada por Conmebol. Todavía no se si soy técnico o jugador, estoy en la mitad. Esperemos a ver después de la pandemia que situaciones se dan. Este año lo sentí un poco más, tomé conciencia de lo que es el fútbol y lo difícil que es reinsertarse luego por no tener experiencia laboral».

No considera que el hecho de tener el título lo retire ni mucho menos: «las ganas de jugar las tengo y siento que soy capaz. Sería ideal poder jugar y dirigir, pero sino pienso dirigir en categorías competitivas desde 15 años para arriba o algún equipo que sea de AFA. Alguna puerta abierta puedo tener en Chile», dijo el jugador que había firmado contrato antes de la pandemia con Amigos Unidos de Balcarce.

Su relación con la dirección técnica se empezó a dar dentro de la propia cancha: «sobre los últimos años, cuando fui más grande, empecé a ver el juego de otra manera, pero quería seguir ligado al fútbol porque tengo la práctica de toda mi vida. Me dediqué a estudiar, lo tuve que hacer por Zoom y ahora me tengo que seguir formando».

Empezar a trabajar tiene distintas variantes porque de a poco no sólo aplicará la experiencia propia, sino también lo que fue recogiendo de los entrenadores que tuvo: «si me toca ser parte de un cuerpo técnico de primera división me gustaría comenzar como ayudante para ir entendiendo el trabajo de a poco. He rescatado de muchos técnicos que tuve el estilo, otros la forma de trabajar y Mario Gambini me tomó en Alvarado con una hernia de disco y me enseñó a ser paciente. De «Gancho» Zwicker también aprendí mucho y de Pablo Abraham con sistemas parecidos a los que juega Bielsa, muy ofensivos».

Algunas características de lo que le gustaría aplicar ya tiene y en ese sentido, destacó la posesión de balón como un hecho importante: «me ha tocado jugar contra equipos grandes como Colo Colo y la U de Chile. La tenencia es fundamental porque tocan la pelota y corres muchísimo defendiendote, me gusta la intensidad, el futbol ofensivo, me gusta el fútbol con extremos y creación», se autodefinió.