Juan Pablo Manzoco: «No se asciende sólo con plata»

El ex Unión de Mar del Plata, Juan Pablo Manzoco habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el ascenso que consiguió con Agropecuario de Carlos Casares a la B Nacional. «Hay procesos y tenes que encontrar las tres o cuatro patas que conforman un club que vayan para la misma dirección», agregó.

Juan Pablo Manzoco con los colores de Agropecuario de Carlos Casares.

Agropecuario de Carlos Casares se transformó en una de las noticias nacionales del fin de semana al obtener, en su corta vida como club el ascenso a la Primera B Nacional. Dentro del «Sojero» está el ex Unión de Mar del Plata, Juan Pablo Manzoco que habló sobre sus sensaciones en Marca Deportiva Radio (FM 99.9). 

Si bien es su segunda oportunidad para subir a la segunda categoría del fútbol argentino (justamente la otra fue Unión) y el quinto cambio de categoría en su carrera, esta vez tuvo un sabor especial porque fue en la ciudad donde nació. De todas maneras, fue un resultado sorprendente la campaña que realizaron: «si nos amoldábamos a la categoría, había un grupo para pelear por el ascenso, pero ascender directo no lo pensaba. Siempre tenes la ilusión de pelear arriba y lograrlo, pero con el correr de los partidos te das cuenta para lo que estas».

Como le pasó a otros equipos, se encontraron con un camino largo y complejo: «el formato del certamen era muy complejo y no te podías confiar en un par de resultados. Nos tocó cambiar de técnico en el camino y cambiamos la forma de jugar, pero sentí que estábamos para ascender cuando comenzamos la última zona de cinco equipos», explicó Manzoco.

En su caso, durante esta última parte del torneo le tocó alternar su presencia en la cancha, aunque el principal desafío era encontrar la mejor forma de adaptarse a lo que pedía el entrenador: «estuve más de la mitad de esta segunda etapa en el banco y Bianco tenía otra forma de juego, nos costó tomarle la mano al respecto. Algunos partidos tuvimos suerte y en otros la ayudamos a la suerte».

LA ESTRUCTURA DE AGROPECUARIO

Detrás del dinero de la soja, hay más. Al menos así lo dejó en claro Juan Pablo Manzoco: «si bien las decisiones las toma Bernardo Grobocopatel, tiene 20 o 30 personas detrás, hay una estructura formada en el club con un Complejo Deportivo, por ejemplo. El presidente está todos los días en las prácticas, está siempre cuando jugamos de local y visitante era el primero en llegar y el último en irse», comentó.

El proyecto tiene algunos puntos similares al de Unión en su momento y otros muy disímiles. «Es comparable con Unión en el grupo que se formó. Tanto en el «celeste» como en Agropecuario se formaron grupos muy buenos. Creo mucho en este grupo y en la base para la temporada que viene», aseguró sobre el futuro de Agropecuario.

Lejos de lo que se piensa habitualmente, el dinero por si mismo no asegura el ascenso: «no se asciende sólo con plata, hay procesos y tenes que encontrar las tres o cuatro patas que conforman un club que vayan para la misma dirección. Acá los jugadores no ganan fortuna, lo que tenemos es la seguridad de que el primero de mes tenemos el dinero depositado», indicó.

Pero hay un valor que es el más importante para todo Carlos Casares y que Manzoco, como nativo pone en el primer plano del análisis de un ascenso deportivo: «los procesos son más importantes que la plata y los nombres. Este ascenso significa mucho para Carlos Casares, me fui a los 14 años de la ciudad porque no tenía esperanzas de vivir de esto», indicó recordando su pasado.

Hoy los chicos que juegan al fútbol allí y en la zona, tienen un equipo con el que soñar, por el que sacrificarse para estar en la B Nacional y eso tampoco lo paga el dinero.