Empate de Primera para Kimberley

Kimberley aprovechó el fin de semana sin actividad para llevar a cabo un amistoso ante Tigre en la tarde de hoy en el que los titulares de ambos equipos igualaron sin goles llevando a cabo una gran muestra futbolística durante 50 minutos.

Carlos Luna durante el partido ante Kimberley (Foto: Prensa Kimberley)

En un 2018 que se presenta sin actividad en el ascenso para el Dragón, la posibilidad de jugar contra un equipo de Primera División como Tigre en un momento clave del año no es poca cosa ya que más allá del resultado que podía obtenerse, el roce y la competitividad que se gana en este tipo de encuentros es fundamental.

Luego de los primeros 50 minutos donde jugaron los habitualmente titulares en el dueño de casa, a todo eso que podía dejar el pleito se sumó otro factor: confianza. Es que aunque el resultado haya indicado «tablas» con los dirigidos por Cristian Ledesma, Kimberley fue más, sobre todo tras cambiar de arco.

Punzante, rápido y muy metido en el partido, la línea defensiva pareció invulnerable, al punto que Joaquín Solaberrieta y Bautista Fares, los centrales, hicieron «desaparecer» al experimentado Carlos Luna. En el medio, las presencias de Franco Giorlando como volante central acompañado de Joaquín Baigorria y Franco Mañas hicieron que el circuito de juego del «Matador» no pudiera ganar profundidad en ningún momento. Esto acentuó la condición de «invicto» que tiene Kimberley en lo que va de 2018 y el buen andar de los últimos tiempos.

En ataque, Ezequiel Goiburu, imparable cada vez que aceleraba, jugando en sociedad con Matías Barreiro y Elías Medina, mostraron peligro cada vez que cruzaban tres cuartos de cancha superando a Bolaños que siempre quedaba a contramano de la jugada.

En el complento, los ingresos de Marcos Rondanina (Medina) y Jeremías Cajal (Baigorria) aumentaron el volumen de juego de los de Mignini que además sumaron referencia en el área, cosa que habilitó la posibilidad de buscar por la vía aérea al arquero Wolff.

Con el pitazo final de Darío Rojas, el buen semblante en el banco de suplentes de Kimberley contrastó con la preocuación del «Lobo» de cara a lo que viene.

SÍNTESIS

Kimberley: Gabriel Barucco; Patricio Rodríguez, Bautista Fares, Joaquín Solaberrieta y Juan Cebada; Joaquín Baigorria, Franco Giorlando, Matías Barreiro y Franco Mañas; Ezequiel Goiburu y Elías Medina. DT: Mariano Mignini
Tigre: Wolff; Caire, Gutiérrez, Canuto y Nutz; Bustamante, Bolaño, Cardozo y Pérez García; Ramírez y Luna. DT: Cristian Ledesma
Cambios en Kimberley: 11′ ST Jeremías Cajal y Marcos Rondanina por Medina y Baigorria
Incidencias: Se jugaron dos tiempos de 25 minutos cada uno
Árbitro: Darío Rojas.

El segundo quedó para Tigre

En el segundo partido, el «Matador» aprovechó las que tuvo y terminó ganando por 4 a 0 ante las alternativas de Kimberley. Pérez Acuña, Galmarini, Spinelli y Menossi marcaron para el elenco de Ledesma.

Si bien el resultado fina fue abultado, la posibilidad de alternar juveniles fue importante para Mariano Mignini. En este «mini partido» que también duró 50 minutos, el Dragón formó con: Santiago Reyes; Matías Domingo, Esteban Erramuspe, Emiliano Fortete y Matías Leguizamón; Matías Godoy, Ftacla, Cajal y Franco Hernández; Rondanina y Lucas Catalán. Con el correr de los minutos ingresaron Manuel Zwicker, Franco Montero y Valentín Lazo.

De la vereda de enfrente, el «Lobo» puso un mediocampo con más juego que el anterior y la experiencia en todas sus líneas se notó. Los de Victoria alinearon con: Chiarini; Pérez Acuña, Carlos Rodríguez, Ezequiel Rodríguez, Sosa; Galmarini, Prediger, Menossi; Morales; Janson y Spinelli.

Fortete de visita

Mientras en Europa se vive el receso de verano, Emiliano Fortete volvió a la Argentina tras un gran semestre en El Unión Esportiva Sant Juliá de la Primera División de Andorra donde además de tener una buena actuación en su puesto de zaguero extendió su racha goleadora en el arco rival tal cual lo hizo durante el 2017 con la camiseta Verdiblanca. En los próximos días, el «Flaco» volverá al país europeo para retomar la actividad en la institución con más participaciones en la máxima categoría del fútbol andorrano