“Alvarado merece estar en la B Nacional”

El delantero Jonathan La Rosa se ha transformado en uno de los tantos jugadores que arribarán a Alvarado para comenzar la temporada. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el jugador contó sus sensaciones y su historia: “quería jugar en Mar del Plata porque mi mujer tiene su familia acá”.

Jonathan La Rosa, delantero que se suma al "Torito".

Jonathan La Rosa, delantero que se suma al «Torito».

Escuchá a Jonathan La Rosa en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

Alvarado continúa incorporando muchos jugadores en este mercado de pases. Uno de ellos tiene una historia particular a sus espaldas como Jonathan La Rosa que pasó por las inferiores de River, fue al Mónaco francés, pasó por Suiza y Estados Unidos antes de volver a recalar en el fútbol de ascenso metropolitano.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el delantero de 30 años comentó que “me llamaron los dirigentes, estuvimos en contacto desde hace unos meses. Se dio para venir y se arregló muy rápido todo”. Así es como se dio su arribo al “Torito”.

Sus deseos personales también ayudaron para que todo se termine rápidamente: “quería jugar en Mar del Plata porque mi señora tiene su familia acá y tenemos una nena de 5 meses y queríamos que estuviera acá”, señaló sobre sus motivos personales.

En cuanto a sus características, destacó que “me gusta moverme por el frente de ataque, bajar a recibir el balón. Soy más segunda punta que delantero de área, me gusta estar en contacto con la pelota y asistir al 9 de área”.

Justamente el centro delantero que presente el equipo de Botella puede ser un ex compañero con el cuál se reunirá en el plantel de Alvarado: “es un lindo desafío para mí porque me toma en un momento muy lindo de mi vida. Le tengo que agradecer a Alvarado por esta posibilidad en un club tan grande del Federal “A” y de Mar del Plata. Otra alegría es reencontrarme con Federico Almerares con quien compartí las inferiores de River”.

La Rosa se tomó el tiempo para explicar como fueron sus experiencias en el exterior con matices muy distintos: “cuando era muy joven estuve un año en Mónaco, en el Centro de Formación. Después por problemas personales opté por volverme. Disfruté al máximo en Suiza también y por supuesto en Estados Unidos donde estuve un año y monedas”, recordó.

La adaptación siempre es algo importante en lugares tan distintos entre sí y eso no fue un problema para Jonathan: “a mí me resultó fácil adaptarme a los distintos países. En Estados Unidos manejaban mucho el español en el vestuario por ejemplo. En cuanto al fútbol es todo muy físico, vienen bien preparados pero no le dan tanta importancia a la técnica”.

Ahora, como el resto de sus compañeros, se piensa inevitablemente en abandonar el Federal “A” para dar un salto de calidad: “Alvarado ha encontrado un cuerpo técnico bárbaro y están haciendo lo posible para aspirar a la B Nacional, una categoría hermosa para cualquier institución. Creo que Alvarado merece estar en la B Nacional”.