River es el Supercampeón 2019

El conjunto de La Pradera se impuso por 5 a 1 ante Cadetes en una final apasionante que hizo vibrar al Estadio Polideportivo «Islas Malvinas».

River se consagró campeón en el Polideportivo «Islas Malvinas» (Foto: LMF)

Con más de 500 personas como espectadores, River se consagró campeón absoluto del 2019 tras vencer a Cadetes por 5 a 1 en la Superfinal del año. Diego Chaldú y Osvaldo Puebla, ambos en dos ocasiones, y Matías Rivarola en contra marcaron para el conjunto que dirige Christian Peratta.

Aunque Cadetes se presentaba con varias bajas por suspensión, la experiencia y la filosofía de juego del Tricolor que venía de salir campeón del Clausura hace diez días, invitaban a ver que era lo que iba a proponer Alberto Rivarola. No muy lejos del planteo en la final del Apertura, que quedó para River por el mismo resultado, el Tricolor parecía tener un plus para este encuentro en el que durante casi 35 minutos estuvo cerca de forzar el alargue.

En los primeros 20, Martín Ojeda, arquero de Cadetes, se lució en varias oportunidades ante el «toqueteo» rival que hacía que Chaldú y Diego Galván tomaran control sin marca. Del otro lado, todo pasaba por Lucas Carrizo, amo y señor de este Cadetes, que fue el único hombre de campo que disputó la totalidad del pleito.

Cerca de los 10 minutos iba a llegar la primera emoción. Chaldú se enfrentó a Ojeda nuevamente pero el duelo quedó para el 11 de River que no perdonó y anotó el 1 a 0. Pese a que parecía un baldazo de agua fría, el gol en contra lo revitalizó a los de la calle San Juan que tuvieron que ponerse el overol y salir a buscar el empate forzando la fricción y poniendo en cinco faltas a River.

Así llegó el único grito de Cadetes. Nahuel Insaurralde se hizo cargo del penal para romperle el arco a Tomás Muñoz e irse al descanso 1 a 1.

En el complemento, la dinámica no cambió demasiado. River se adueñó de la pelota, lo hizo correr a Cadetes que tenía menos recambio y empezó a sentirlo. Pero increíblemente los de Peratta llegaron a la quinta falta y empezaron a jugar condicionados.

Sin embargo, ahí fue cuando explotaron sus virtudes y sacaron el partido hacia adelante. Puebla se hizo cargo del equipo y él mismo anotó el segundo gol de su equipos pero que rápidamente iba a llegar al tercero por medio de Chaldú. Segundos después, Insaurralde iba a tener otro penal a su favor pero ahora si Muñoz, con su pie, iba a negarle el descuento.

River estaba agrandado y sabía que todo dependía de lo que hiciera en los minutos finales. Cadetes, ya con Pinocchi como arquero-jugador, iba hacia adelante pero no encontraba el eje de pase hacia adelante.

Para colmo, Puebla iba a hacer una jugada individual bárbara por la banda para estampar el 4 a 1 que ya no tenía marcha atrás. Con poco por jugar, otra buena arremetida de River, en este caso de Emiliano Potenza, iba a culminar con el gol en contra de Matías Rivarola y el 5 a 1 que fue definitivo.

Los segundos finales se jugaron con aplausos desde la tribuna del Estadio Polideportivo y el pitazo final de Guillermo Nuesch desató el festejo de River que se había tomado como revancha personal este partido luego de quedar eliminado en semifinales del Clausura y consiguió mantener la corona de campeón en el ámbito local.

SÍNTESIS

River 5: Tomás Muñoz, Osvaldo Puebla, Diego Fernández, Diego Galván y Diego Chaldú (FI). Emiliano Potenza, Ramiro Olguín, Cristian Puebla, Rodrigo Di Santo, David Almada,Julián Ressia y Áxel Durante. DT: Christian Peratta

Cadetes 1: Martín Ojeda, Lucas Carrizo, Nahuel Insaurralde, Lucas Rivarola y Matías Rivarola (FI). Augusto Ascensión, Juan Cruz Azerman, Walter Giménez, Andrés Carrizo y Luciano Pinocchi. DT: Alberto Rivarola.

Goles PT: Chaldú (R) e Insaurralde, de tubo (C).
Goles ST: O. Puebla (R) x2, Chaldú, y M. Rivarola en contra.
Incidencias en el ST: Julián Ressia le atajó un tubo a Rivarola.
Árbitros: Campagnoli, Araujo y Nuesch. Reloj: Arrendazzi.
Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas»