El diamante en bruto del futsal de River: Diego Fernández

El jugador de la entidad «millonaria» con sólo 18 años es un proyecto destacado del equipo que viene de ser campeón del Torneo Apertura que organiza la Liga Marplatense.

Diego Fernández, talento de River en futsal.

A Diego Fernández alcanza con verlo una vez, pocos minutos y apenas unos movimientos con la pelota para darse cuenta que es un crack en potencia. Tiene gambeta, talento, personalidad, precisión y guapeza. También tiene 18 años y mucho por aprender. En eso anda el pequeño en el equipo de futsal de River, campeón del Apertura de la Liga Marplatense.

Su fuerte personalidad lo llevó a perderse la final de la Fase Regional de la Liga Nacional por una suspensión. Había un boleto en juego para la próxima instancia, que finalmente se lo llevó Gimnasia de La Plata. El pibe lo vio desde afuera, no pudo ayudar adentro y sabe que en ese partido tan parejo su aporte hubiera sido vital.

«Fue una experiencia muy linda para mi, que soy muy pibe. La verdad es que dejamos todo y se nos escapó por poco. Me perdí la final porque estuve suspendido ya que pegué una patada y me descalificaron, pero alenté a los chicos aunque estaba medio bajoneado. Los profesores me dijeron que esto me va a servir de experiencia para no volver a cometer ese error», dijo quien lleva el 10 en la espalda.

Sobre la actuación del equipo en el torneo jugado en Pinamar, Fernández contó que «me sorprendió. Los profesores plantearon muy bien cada partido. Tuvimos rivales muy duros y los superamos, estuvimos muy metidos. No pudimos ganarle a Gimnasia porque tienen un gran equipo. Me hubiera encantado jugarlo pero estaba expulsado».

Más allá de lo deportivo, pasar una semana con sus amigos del futsal de River fue muy lindo para Fernández: «viajé mucho con este equipo, pero este fue especial. Fue una semana a pleno futsal, que es lo que ellos me dicen: que me enfoque en el futsal porque voy a llegar lejos, que deje de jugar las pavadas que juego».

Luego, «Dieguito», quien en el futsal empezó en San Lorenzo y en su primer partido (derrota 3-1) enfrentó a River y le hizo un gol, contó que sus compañeros y el cuerpo técnico conformado por Christian Peratta, Eduardo Chaparre y Carlos Conde «me ven que tengo condiciones y que si me pongo las pilas voy a llegar lejos. Por algo me lo dicen. Les voy a tener que hacer caso, aunque tengo 18 años y me gusta jugar otros torneos. Todo lo que es fútbol me llama. Pero me tendré que enfocar en esto y dejar el ´boludismo´ como me dicen, para poder darle la gloria a mi viejo por todo lo que hace por mí. Tuve la chance de irme a Boca pero como no había pensión no pude».

Fernández, que hace dos años y medio está en River, se define como «un calentón» y cuanta que en su familia también lo son, pero reconoce que «eso me hizo perder la final así que quiero cambiarlo. Quiero seguir entrenando y esforzarme para cumplir mi objetivo que es llegar a algo. No falto nunca, ellos me dicen que voy bien y que hice un torneo muy lindo en Pinamar, aunque me faltó jugar la final, pero me felicitaron por todo. Acá insulto a los árbitros pero allá estuve más tranquilo».