Cardone, el marplatense que clasificó a la Libertadores con San Lorenzo

El marplatense Mariano «Lobo» Cardone consiguió la clasificación al torneo continental con San Lorenzo y antes habló con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su presente en el conjunto de Boedo.

Mariano Cardone con el trofeo de campeón de Primera División.

San Lorenzo logró el pasaje a la próxima Copa Libertadores de Futsal después de vencer por 2 a 1 a Villa La Ñata. El marplatense Mariano Cardone volvió en ese encuentro luego de un desgarro pero antes habló con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su presente en el club.

En medio de la final del torneo de Primera División de AFA; sufrió una lesión que lo dejó fuera de la definición pero también de la Liga Nacional de Clubes en Ushuaia y recién pudo regresar en el partido por el pasaje al torneo continental: «después del partido con Boca en semifinales, nos cambiaron el horario y día del partido ante La Ñata, hicimos una práctica intensa y en una de las últimas pelotas del entrenamiento me desgarré el aductor. Sabía que me perdía la final y la Liga Nacional», recordó sobre aquél momento.

Hoy se encuentra en un momento ideal con un equipo protagonista, pero que recién hace un par de temporadas apostó fuerte a ser candidato en todo lo que juegue: «desde hace tres años o cuatro, fue evolucionando mucho generando recursos para el futsal. Estaban peleando el descenso o mitad de tabla, con Bruno Calabria y el apoyo de Matías Lammens, se empezó a armar un equipo competitivo y me tocó llegar a mí en 2017. Nos acercamos al mejor presupuesto que es el de Boca».

Su paso por el futsal de la CAFS fue la previa de lo que sería el salto a AFA y a un equipo protagonista: «había estado a prueba en Pinocho pero no quedé, jugué en Estrella Federal y luego me llamaron para armar este proyecto», recordó el «Lobo» Cardone.

El equipo de San Lorenzo que jugó la final ante Villa La Ñata.

A los 25 años decidió irse de Mar del Plata donde jugaba de manera absolutamente amateur hasta que le llegó el turno en la Selección Nacional de CAFS y luego tomó una decisión de vida: «en Mar del Plata es todo a pulmón, hablo con mis amigos y siempre tienen que remarla mucho. Yo me lo propuse, trabajaba y entrenaba a la vez, quise vivir de esto, tuve que entrenarme como si fuera un profesional aunque no lo fuera».

En ese sentido, destacó la influencia del técnico de la Selección Nacional: «me marcó mucho Ariel Avveduto porque me llevó al Mundial de Bielorrusia, me cambió la alimentación, el físico y la mentalidad del deportista. Cuando volví del Mundial me cambió la mentalidad, hubo gente que me decía que podía vivir de esto y aposté. Me costó dejar la CAFS».

Ahora como campeón del futsal argentino y clasificado a la próxima Copa Libertadores, tiene otra decisión importante que tomar: «tengo algún sondeo para irme a Italia y uno lo piensa desde lo económico. Es difícil igualar los números que se manejan allá», indicó.

Todavía no ha decido nada, pero tiene otro objetivo en el corto plazo que jugando en San Lorenzo puede llegarle pronto ya que 8 de sus compañeros ya visten la «celeste y blanca»: «es un sueño la Selección Nacional y estoy trabajando para eso. Compito con jugadores consagrados y que son muy buenos, pero confío en mis condiciones», finalizó.