“No me retiro, apuntaré al 2020”

Después de su rotura de tendón de Aquiles, Ayelén Tarabini habló por primera vez en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el momento que vivió en pleno Mundial: “me lo rompí cuando salto, hice el doble mortal con el tendón roto, tenía las uñas marcadas en las piernas de la fuerza que hice”, contó. Aclaró que volverá a competir.

Ayelén Tarabini está evolucionando favorablemente. (Foto: Facebook)

Ayelén Tarabini está evolucionando favorablemente. (Foto: Facebook)

Escuchá a Ayelén Tarabini en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

Fue noticia por sus logros, pero también por la mala suerte que tuvo en un torneo muy importante para ella en el año. Ayelén Tarabini habló por primera vez después de su rotura del tendón de Aquiles durante el Campeonato Mundial de Gimnasia Artística en Glasgow.

Lo hizo en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) dos semanas después de la operación que fue el puntapié para su recuperación. “Tengo un yeso hasta la rodilla con el empeine para abajo buscando que no haga fuerza el tendón y que cicatrice bien. El 20 me cambian el yeso con el pie a 90 grados durante 21 días más. Después me pondrían la bota”, explicó sobre los pasos que deberá seguir. De todas maneras, inquieta y responsables, siempre hace algo por su cuerpo: “nunca dejo de hacer cosas, busco que se rehabilite lo más rápido posible y me estoy poniendo magneto”.

Hasta el momento, la evolución viene realmente muy bien y eso lo muestran los controles médicos: “me hicieron la primera curación y me dijeron que la cicatriz iba perfecta, además me adelantaron el cambio de yeso 3 días, eso es todo positivo”, contó Ayelén.

Si bien hubo imágenes sobre el momento de la lesión, lejos de lo que se podía considerar, Tarabini hizo el doble mortal con el que terminaba el ejercicio de suelo con el tendón cortado. “Ya me había cortado el tendón izquierdo en 2011 conocía la sensación. Antes de hacer el último ejercicio siento que se rompe la madera de la pedana y en el aire me di cuenta que se me había cortado el tendón. Inmediatamente se te aflojan las piernas por eso intenté agarrármelas en el aire lo más fuerte posible porque tenía que dar dos vueltas en el aire. Cuando caí tenía las uñas marcadas en las piernas de la fuerza que hice, relató recordando ese momento.

A pesar de esas circunstancias hizo una caída casi perfecta, pero sabía que no podría levantarse. Logré caer bien y no había forma de pararme. Tenía una quemazón por todo el cuerpo. Anímicamente es un proceso largo, todavía no caí del todo. Cuando fueron los médicos les dije que me corté el tendón y trataban de convencerme de que no había sido eso, pero ya sabía”, continuó Ayelén.

«ANÍMICAMENTE ES UN PROCESO LARGO, TODAVÍA NO CAÍ DEL TODO»

Con el diagnóstico confirmado, ya sabía que quedaba atrás su sueño de llegar a los Juegos Olímpicos de Río 2016. En definitiva, a eso iba a Glasgow: “me llevaron al hospital donde comprobaron que me lo corté, me dieron una silla de ruedas, una bota y tramitaron todo con el Enard para volver lo antes posible. Lo único que quería era estar bien anímicamente”. De a poco va aceptando que sólo fue mala suerte lo que le tocó atravesar: el año que viene seguro me costará un poco más levantarme anímicamente, pero es lo que me toca vivir. Ya veremos”, dijo sin intenciones de pensar demasiado en el futuro.

El yeso que está utilizando ahora Ayelén Tarabini.

El yeso que está utilizando ahora Ayelén Tarabini.

La preparación había sido intensa y creía que las chances eran grandes de ingresar a la cita del año próximo, sin embargo tiene claro que sólo es un tropiezo en su carrera: “Habíamos hecho todo perfecto como para que se de el momento y tuve mala suerte. Eso no quiere decir que me voy a retirar. Seguiré entrenando y apuntando al 2020”, anticipó.

Para ello la rehabilitación será una parte importante del proceso y la intención sigue siendo hacerla en Rosario con un especialista que también trabaja con la Selección de China. “Todavía no lo hablé bien, ni siquiera llegué a Mar del Plata. Desde que me fui a Estados Unidos, pasé por Glasgow y cuando volví me quedé acá. Recién el lunes estaré por Mar del Plata. De todas maneras, todavía no puedo hacer demasiado y tengo tiempo para coordinarlo”, aclaró.

Después del incidente, tuvo poco contacto con las redes sociales donde todos la saludaban y le deseaban fuerzas, por eso aprovechó la ocasión para agradecer el contundente apoyo que tuvo por esas vías: “estoy agradecida con todos, en Glasgow y cuando llegué acá las redes sociales no las vi mucho porque quería estar con mi familia. No era fácil volver en avión con el tendón inflamado y cuidándome, pero le quiero agradecer a todos”, concluyó.

Fiel a su estilo, aún cuando está empezando la recuperación ya anticipó que volverá con todo y no abandonará su sueño de ser olímpica. Un rotura de tendón de Aquiles no la detuvo antes, ¿porqué la habría de detener ahora?