La Cantera es campeón del Nacional de Menores «C»

El equipo marplatense en la rama masculina se quedó con el torneo que se disputó en San Nicolás con una contundente actuación.

El equipo de La Cantera celebrando el título obtenido (Foto: Antu Martínez Binelli)

El equipo de varones del puerto de Mar del Plata culminó una gran semana para coronarse este sábado campeón del Nacional de Clubes Menores C que se disputó en San Nicolás.

El equipo entrenado por Juan Ignacio Speranza, Jennifer Ladreche y Federico García culminó el certamen invicto, con cinco victorias y sin conocer la calle derrota.

Comenzaron con triunfos 39 a 27 ante Club Soyen (Lagos del Sur) y 36 a 31 a Sportiva Rivadavia de Jujuy, para culminar primero de la Zona A.

Luego, ya en cuartos de final venció 26 a 23 a Independiente de Chivilcoy y 32 a 20 a Angloamericano de Córdoba.

La final lo cruzó con Ferro de Concordia, en donde se fueron abajo en la primera parte por 12 a 9, pero que lo dieron vuelta y ganaron 22 a 20, para poder levantar el trofeo, con 7 goles de Lucas Gayoso y 7 de Francisco Isacch.

El plantel estuvo integrado por Ignacio Alomso Garay, Benjamin Bonucelli, Tiago Coccia, Lucas Gayoso, Lautaro Giudice, Lucas Hidalgo, Francisco Issach, Valentino Jaureguy, Tobias Laffitte, Christian Pino, Pedro Sánchez y Octavio Timpanaro.

El plantel de La Cantera en el Nacional «C». (Foto: Antú Martinez Binelli)

Luego del título el entrenador Juan Ignacio Speranza comentó que «la fase de grupos fue accesible, nos permitió un día de descanso en el medio para acomodar algunas ideas y poder seguir trabajando, fueron dos partidos en los cuales fuimos de menos a más, trabajamos con el resultado, el segundo se nos complicó en un momento pero sacamos la diferencia. La semi arrancó muy pareja, gol a gol, luego pisamos el acelerador, trabajamos nuestro sistema de ataque y corriendo, encontramos una luz para confirmar la ventaja y llegar a la final».

Sobre la final opinó que «fue el partido más difícil del torneo, arrancamos metidos, muy fuerte, muy físico el rival, hubo que trabajarlo desde lo táctico, nos fuimos abajo en el primer tiempo, lo pudimos corregir en el segundo, lo revertimos en el final faltando 7, 8 minutos pasamos a estar arriba y manejamos una pequeña diferencia».

En síntesis, Nacho contó que «fuimos creciendo como equipo durante el torneo para llegar a una madurez en los últimos dos partidos muy alta, tanto desde lo táctico como desde lo físico, eso nos permitió consagrarnos con la copa, terminar primeros, darle el ascenso a la Asociación, con chicos que casi todos regalaron un año, terminaron con un nivel muy alto».