ASABAL mantuvo sus plazas en el Nacional de Cadetes

La Asociación Atlántica de Balonmano pudo mantener las plazas luego de la última fecha del Nacional de Clubes «A» que se desarrolló en Bariloche.

Asabal pudo mantener las plazas en el Nacional «A». (Foto: Prensa ASABAL)

Se disputó la última semana el Nacional de Clubes A en Bariloche, en donde Atlántica contó con cinco plazas entre mujeres y varones y si bien ninguno pudo avanzar y pelear por el campeonato, se mantuvieron todas las plazas en la elite del handball argentino. También el Club Defensa de Tandil mantuvo su plaza en el Nacional B.

En los varones los dos representantes en el A fueron Acha y Maipu, que tuvieron un andar similar en el certamen.

Los chicos del Puerto de Mar del Plata se encontraron en el Grupo B y tuvieron un buen inicio con victoria 38 a 20 ante General Paz Junior de Córdoba, pero luego cayeron ante Sol de Mayo de Viedma 26 a 22 y Muñiz de Femebal por 21 a 19, dos resultados cerrados que los obligaron a ir por la parte baja del cuadro.

Por su parte Maipú estuvo en el Grupo C, comenzó con derrota ante Sociedad Alemana de Gimnasia de Lomas de Zamora por 25 a 21, luego cayeron por la mínima ante Municipalidad de Maipú de Mendoza 21 a 20 y en el último cotejo vencieron Instituto Primo Capraro de Lagos del Sur 27 a 22.

La reclasificación tocó que se enfrentaran los dos equipos de Asabal entre sí, el cual culminó con victoria de Acha por 21 a 19. El conjunto amarillo y azul jugó luego ante Primo Capraro con triunfo 23 a 21, para obtener el noveno lugar.

Por su parte Maipú enfrentó a Belgrano de San Nicolás para ganar 27 a 22 y culminar en la posición 13°.

Facundo Pellitero de Acha comentó que «fue un muy buen torneo a pesar del resultado, no está mal ser novenos, pero no es lo que esperábamos, fuimos con un equipo para estar en el podio pero no pudimos. En la Zona contra Muñiz y Sol de Mayo se la complicamos, no fueron partidos fáciles para ellos, están más acostumbrados a jugar partidos de este tipo y definirlos sobre el final, tienen otro tipo de competencia, muchos jugadores de la Selección y nos sacan un poco de diferencia, a pesar de que teníamos muy buen plantel nosotros, con los tres refuerzos como Tomás Noviello, Thomas Hankel y Lauti Iglesias, se integraron al grupo como si fueran del club, eso también repercutió en la cancha, nos ayudaron mucho».

El lateral izquierdo agregó que «no es la primera vez que la mayoría va a un Nacional, pero están buenisímos este tipo de torneos, es otra realidad, otro tipo de partidos, otro clima, cada partido es una final, hay que dar lo mejor en cada encuentro, tenes que ser más profesional, comer mejor, descansar más, estábamos en el torneo más importante del país para nuestra categoría, si querés dejar a su club o asociación en lo más alto tener que estar en otro nivel, creo que nosotros lo hicimos, más allá de que nos hubiera gustado quedar más arriba».

Por su parte Joaquín Novillo de Maipú contó que «el torneo fue positivo, había equipos muy buenos, era una zona complicada, no pudimos llegar al objetivo que queríamos pero lo importante es que se mantuvo la plaza. Estuvo bueno poder jugar un partido contra uno de la misma asociación ya que nos conocíamos y hacia parecer de que estábamos jugando la final de hace un año atrás. Lo que nos faltó para llegar más arriba en el torneo fue ser más regulares a la hora de jugar el partido, siempre jugar al mismo nivel, fuimos con muchas expectativas ya que con este equipo en el Nacional de Menores salimos subcampeones».

El central opinó que «lo que mejor vi del equipo fue la dedicación y los huevos que le metimos, más que nada en el ataque, siempre nos sentimos un grupo muy unido. Por suerte ya venimos disputando varios torneos de este nivel, pero la experiencia es muy positiva, porque te encontrás a equipos muy buenos y eso te ayuda a seguir creciendo, tanto individualmente como también grupalmente. Siempre representar a mi club y también a la asociación es un orgullo».

Entre las chicas el resultado fue similar al de los varones y tuvieron algunos encuentros en los que les tocó enfrentarse entre sí.

Handball Norte fue el que llegó más lejos. El equipo naranja y negro se ubicó en el Grupo A y comenzó con derrota ante Cideco de Femebal por 22 a 15, luego venció 34 a 26 a Regatas de Mendoza pero no pudo ante Jockey de Córdoba 31 a 17.

Once Unidos estuvo en el Grupo B y en su debut cayó ante Dorrego de Femebal 27 a 22, luego no pudo ante Maipu de Mendoza 31 a 28 y culminó con triunfo ante Esquel por 25 a 9.

El que estuvo en el Grupo C fue Acha, que debutó con derrota 26 a 13 ante Comercio de Córdoba, luego cayó a Ferro Carril Oeste de Femebal 24 a 18 y por último le ganó 23 a 13 a Regatas de San Nicolás.

Los tres equipos debieron jugar por la reclasificación y los puestos del 9 al 16. Handball Norte derrotó 33 a 18 a Centenario de Neuquén, Acha hizo lo propio 21 a 15 ante Esquel, en tanto que Once Unidos venció 23 a 21 a Regatas de San Nicolás.

Luego a Norte le tocó cruzarse ante Acha y lo venció 22 a 20, en tanto que Once Unidos cayó 32 a 25 ante Regatas de Mendoza.

En los últimos partidos del certamen Norte cayó 28 a 24 ante el propio Regatas de Mendoza para culminar décimo, en tanto que en el cotejo por el puesto 11°, Acha le ganó 20 a 11 a Once Unidos.

Sabrina Nery Huerta, de Handball Norte, comentó que «el balance que puedo hacer es muy positivo ya que más allá de no haber podido estar entre los 8 mejores equipos que era nuestro principal objetivo, estuvimos muy cerca haciéndole partido a Cideco que era el equipo más fuerte tanto de nuestra zona como del torneo. Fuimos a hacer experiencia y nos llevamos grandes satisfacciones. Nos faltó más confianza en los momentos claves contra Jockey de Córdoba que fue el partido decisivo, a pesar de que sabíamos que era un rival muy difícil, la diferencia de goles nos hizo bajar la cabeza y no poder dar nuestro mayor potencial. Fuimos muy intensos en todos los partidos pero no pudimos mantener la intensidad esos 50 minutos, en cuanto a los demás partidos pudimos mejorar la actitud y fue muy notable».

La central agregó que «lo mejor que vi fue la actitud que le pusimos, lo venimos practicando en la Liga y lo implementamos en este Nacional. Sabíamos que teníamos un gran equipo con muy buenos refuerzos, hicimos un papel excelente tanto fuera como dentro de la cancha. Somos un gran equipo, nuestra meta fue afianzarnos y plasmar todo nuestro esfuerzo y dedicación en la cancha y lo logramos. Fue nuestro primer Nacional A lo cual sabíamos lo difícil que era pero estábamos muy bien preparadas, entrenando desde enero hasta el cansancio para dejar a nuestro club y asociación lo más alto posible. Estas oportunidades no se dan seguido, lo más gratificante fue que dimos todo hasta el último segundo, no nos quedamos con ganas de nada y nos llevamos grandes logros que nos quedarán marcados como jugadoras y equipo».

Por su parte Sofía Bresanello, de Acha, contó que «nos tocó una zona complicada, contra Comercio, Ferro y Regatas de San Nicolás, del cual ganamos solo un partido y peleamos del noveno puesto para abajo. Ganamos tres partidos quedando así en 11 puesto, nos faltó más comprensión grupal en la cancha y actitud, que logramos conseguir en el segundo partido contra Ferro que perdimos por 6. Por ahí esto se debe a que nos falto más preparación pre nacional».

Además, la lateral opinó que «al final hubo más apoyo emocional y comprensión dentro de la cancha, lo cual es más importante para un equipo que conseguir un buen puesto. Es una gran oportunidad tanto individual como grupal para ganar experiencia, también se puede disfrutar un buen handball que por ahí uno no ve en la liga y esta bueno jugar con otros equipos que no son los de siempre».

Constanza Godoy, de Once Unidos, comentó que «nos faltó un poco más de cabeza para poder cerrar bien todos los partidos y un poco más de competencia acá en la Liga para estar al ritmo de los partidos peleados como es el caso de los que se presentan en el Nacional. Además un extremo derecho debido a que de ese lado no hubo goleo. Lo mejor del equipo fue la unión y las ganas de llegar a un objetivo en común. Estuvo buena la experiencia ya que no es algo que se da seguido y poder estar ahí enfrentando a los mejores equipos de las distintas asociaciones del país sirve para poder probarse a nivel deportivo contra los demás».

También se disputó el Nacional de Clubes B en la provincia de Mendoza, el cual único representante de Asabal fue el Club y Biblioteca Defensa de Tandil, que se encontró en el grupo D con derrotas ante Aseba de San Luis 30 a 28 (a la postre el campeón), Alta Barda de Neuquen por 31 a 25 y empate ante Regatas de Mendoza en 21.

Luego enfrentó a a Chivilcoy en el cual ganó 28 a 18, en tanto que en el último cotejo venció 34 a 23 a Alianza de Santa Fe.