Asabal mantuvo las plazas en el Nacional «A»

Los dos representantes de Asabal, Once Unidos en Femenino y Maipú en Masculino, mantuvieron su plaza en el Nacional de Clubes A de Mendoza y ambos finalizaron en el puesto 10.

El equipo femenino de Once Unidos que mantuvo la plaza. (Foto: Prensa ASABAL)

Las chicas de Once Unidos tuvieron una dura zona, en donde en los dos primeros partidos cayeron ante equipos de Femebal como Ferro (27 – 21) y Dorrego (31-18), aunque se repusieron en el último cotejo y derrotaron a Nueva Generación de Chubut de por 21 a 12.

En la Zona Permanencia disputaron su primer partido ante Cepaf de Río Negro, al que pudieron derrotar 36 a 31, en tanto que en el cotejo que definía la novena posición cayeron ante Club Mendoza de Regatas por 32 a 28.

En el rubro estadístico la más destacada fue Chiara Andornino, quien aportó 35 goles, 24 asistencias y 13 recuperos, en tanto que Valentina Moroni anotó 16 goles y tuvo cinco recuperos, además Candela Daibes sumó 13 goles y entre las arqueras Lucía Morgan tuvo un 32% de efectividad.

Justamente Chiara contó que «el balance que hacemos es tanto positivo como negativo, fue positivo por la unión de grupo, el apoyo que nos dimos en la cancha y negativo por el lado de que fuimos en busca de pasar a Cuartos de Final y no pudimos cumplirlo. Creo que el equipo estaba para dar mucho más, a pesar de que la zona que nos tocó era complicada, empezamos flojas contra Ferro, era un partido que se podía dar para cualquiera de los dos equipos y ellas supieron aprovecharlo más, pero estos torneos sirven para ganar muchísima experiencia en tanto al juego y al equipo, así que también sacamos sus cosas buenas, tratamos de dejar a nuestro club lo más alto posible».

La goleadora de Once Unidos opinó que «lo que más me gustó de este equipo fue que los dos refuerzos que vinieron a ayudar se integraron fácilmente ,si nos tenían que decir algo dentro o fuera de la cancha lo decían, eran dos chicas más del club. Otras cosa que destaco fue el apoyo que nos dimos en todo momento, las cosas que molestaban se hablaban para tratar de mejorar y así fue que nos llevamos bien durante toda la semana. En cuanto al juego tuvimos oportunidades de trabajar todo lo que veníamos viendo en los entrenamientos, mejorarlo y el torneo nos vino bien para lo que resta del año. En lo personal me sentí muy cómoda con el grupo, dentro y fuera de la cancha, traté de hacer lo que hago siempre en la liga, alentando y jugando siempre con todas».

El equipo de Parque Luro fue el único representante de Asabal del lado femenino,en lo que significó un sacrificio para todas las chicas; «haber viajado después de todo el esfuerzo que hicimos para llegar fue muy placentero y nos relajamos mucho. Las semanas anteriores al torneo fueron muy estresantes, ya que tuvimos que recaudar el dinero para poder viajar y hasta último momento no sabíamos si llegábamos. Fue muy lindo presenciar uno de los torneos más importantes de las inferiores y poder mantener la plaza fue lo que se buscó siempre».

Para el futuro, Andornino comentó que «después de este torneo nuestros objetivos son mejorar tanto en lo personal como en lo grupal, entendernos mejor y subir el rendimiento en los partidos. Nuestro equipo se caracteriza por tener muchos baches en los partidos, así que el objetivo sería bajar eso».

Por su parte los chicos de Maipú tuvieron una zona de tres equipos, en donde no pudieron ante Ferro (37 a 21) y Universidad de Cuyo (34 a 28), lo que los obligó a jugar por la permanencia.

Luego pudieron derrotar a Muzio de Chubut por 35 a 18, en tanto que en último cotejo cayeron ante Vilo de Femebal por 31 a 25.

Matías Alday comentó que «estábamos para mucho más, por el grupo que formamos, la calidad y variedad de jugadores que teníamos y las ganas que había. Lo mejor que ví del equipo fue que había muchas variantes dentro de la cancha, la garra y las ganas de ganar que había dentro del grupo, por más que no nos fue como queríamos rescato esa parte. En lo personal me sentí bien pero se notó que me faltó ritmo de juego por el tema de que desde diciembre no jugaba un partido, pero muy contento por volver a ponerme la camiseta de Maipú»

El armador central opinó que «el balance del torneo de mi parte es que faltó regularidad en los 60 minutos, el equipo tuvo puntos altos y bajos pero me voy feliz porque en momentos difíciles aún con el resultado en contra se dio la cara, se levantó el nivel de juego y dejamos buenas imágenes por momentos, El grupo estuvo muy unido en todo momento, a pesar de los resultados seguimos unidos como lo fuimos siempre».

En cuanto a lo que fue poder viajar a este certamen nacional, contó que «la mitad del dinero lo entregó la Municipalidad de Maipú, estamos muy agradecidos con el esfuerzo que hacen todos en nuestra ciudad para poder ayudarnos, tanto en los viajes de liga como torneos nacionales».

Sobre el futuro del club Alday contó que «lo veo bastante bien, hay equipos bien formados con muy buenos jugadores en todas las categorías, tanto en masculino como femenino, creo que va a ser otro gran año para el handball maipuense».