«Dejé todo y eso me pone feliz»

La arquera de Mar del Plata, Guadalupe Larralde, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su experiencia en el Panamericano Junior con la Selección Argentina donde lograron el sub-campeonato y la clasificación al Mundial: «la garra que demostramos fue terrible», aseguró.

Guadalupe Larralde con el trofeo obtenido en Foz de Iguazú.

Guadalupe Larralde con el trofeo obtenido en Foz de Iguazú.

Escuchá a Guadalupe Larralde en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

La marplatense Guadalupe Larralde se dio el gusto de jugar un Campeonato Panamericano con la Selección Argentina Junior de Handball y además, el equipo se clasificó para el Mundial de la categoría que será dentro de un par de meses en Rusia.

Después de esta experiencia contó sus sensaciones en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) donde destacó el sub-campeonato obtenido perdiendo sólo ante Brasil. «Estoy muy contenta de que pudimos superar el puesto del 2014. El partido con Brasil fue raro porque nunca fueron superiores a nosotras, pero lo terminamos perdiendo», contó.

El inicio del torneo fue ante el rival más débil de la zona y la victoria cómoda, les permitió ganar en confianza para el resto del certamen: «nos tocó un fixture bueno que nos favoreció porque el primer partido nos dio seguridad. Desde el primer momento estuvimos confiadas en lo que estábamos haciendo», señaló la arquera.

Junto con Ailín López que fue la encargada de ocupar el arco desde el inicio en todos los partidos, se fueron repartiendo minutos y Guadalupe terminó contenta con el papel que desempeñó. «La arquera titular tuvo un gran torneo y a mí, cuando me tocó entrar, pude dejar todo y eso me pone muy feliz. Hicimos una gran dupla, las dos muy seguras y confiadas. Demostramos que el trabajo que veníamos haciendo da sus frutos», indicó.

En el primer encuentro del torneo, ante Canadá, le sucedió algo muy particular para una jugadora en su puesto: meter un gol de arco a arco. Ella contó como se dió: «faltaban 6 segundos para que termine el partido y cuando agarré la pelota y como no podía sacar una contra, tiré al arco y no podía creer que entró», relató.

Las conclusiones han sido muy positivas para el equipo porque con la inminencia de un Mundial por delante, el Panamericano servía para mejorar algunos aspectos: «el entrenador presentó un esquema distinto, cambiamos tácticas y pudimos responder bien. La garra que demostramos fue tremenda», sintetizó Larralde.

Más allá de haber integrado la lista en este certamen, sabe que debe seguir trabajando para que la tengan en consideración si quiere disputar un Mundial con la casaca nacional. «Lo último que pierdo es la fe, voy a seguir entrenandome», finalizó.