Presencia local en la clasificación al Mundial de Grecia

Las Selecciones Masculina y Femenina de Beach Handball lograron la clasificación al Campeonato Mundial de Grecia después de coronarse como sub-campeones y campeonas, respectivamente del Su-Centro Juvenil que se desarrolló en el Cenard. En el equipo de caballeros estuvieron presentes el marplatense Facundo Dolce de Once Unidos y el necochense Franco de Gregorio. Además, en el cuerpo técnico estuvo Alejandro Carotenuto.

Facundo Dolce, Alejandro Carotenuto y Franco De Gregorio. (Foto: Asabal)

En el Cenard, se disputó el Torneo Sur-Centro Juvenil de Beach Handball, en donde las chicas consiguieron la medalla de Oro y los varones la de Plata, para ambos equipos clasificar al Mundial. En los hombres hubo presencia de Asabal, ya que estuvieron los jugadores Facundo Dolce y Franco De Gregorio, en tanto que Alejandro Carotenuto estuvo en el cuerpo técnico.

Fue una semana muy buena para el Beach Handball de Argentina, que en Juveniles ya había conseguido medallas en los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018 y en esta oportunidad lo hizo en este torneo que involucró a varios países sudamericanos.

El representativo masculino de Argentina tuvo una excelente primera fase, en donde derrotó a Uruguay, Paraguay y Brasil, para llegar con puntaje perfecto a Semis. Allí, derrotó nuevamente a Paraguay pero este viernes por la tarde cayó ante Brasil y los chicos debieron conformarse con la medalla de Plata, aunque lo más importante ya lo habían logrado, clasificar al Mundial de Grecia, que se disputará en Junio próximo.

Facundo Dolce se ganó un lugar como uno de los líderes, además de jugar sólo en el costado defensivo, se lo vio activo y fue uno de los pilares del plantel; «la verdad que somos un equipo muy unido y todos fuimos líderes, pero estoy muy orgulloso de que me hayan nombrado capitán».

El jugador de Once Unidos también demostró otra faceta, como fue la de lanzar cada uno de los penales del equipo y lo asumió con mucha efectividad, a lo que comentó que «es una responsabilidad muy grande porque es un penal que le hacen a mis compañeros y meterlo es lo mejor, por suerte me fue muy bien. Me sentí muy cómodo en solo defender y está bueno el Beach Handball, que cada uno pueda tener un rol en ataque y en defensa».

Franco De Gregorio fue una muy buena incorporación para el equipo argentino. El jugador de Altamira de Necochea reconoció que «me sentí muy bien, hubo algunos partidos que no me salieron, pero salí adelante con el apoyo del Turco y el resto de mis compañeros».

El zurdo, quien fue uno de los goleadores en la final ante Brasil, explicó que «fue una locura clasificar el Mundial de Grecia, el objetivo nuestro igual era salir campeones. Fue raro no jugar tantos minutos, pero tenía a Zocco delante mío que la rompe toda, por suerte en la final tuve muchos minutos y creo que hice un buen partido».

El equipo nacional con el trofeo de sub-campeones.

Alejandro Carotenuto fue integrante del cuerpo técnico y el tercer eslabón de la cadena que aportó Atlántica.

El entrenador de Once Unidos estuvo en compañía de la experimentada Leticia Brunatti y comentó que «fue un gran torneo, con ella ya había trabajado el 2016 en Venezuela, poder repetir con ella y Gastón, entrenadora y preparador físico olímpico, es un lujo y algo que me sirve mucho en lo personal. En los partidos nos dividimos las tareas, ella se encargaba del ataque y yo de lo defensivo, supimos estar cómodos en el laburo y los chicos respondieron».

En cuanto a lo que fue la actuación de Dolce y De Gregorio opinó que «jugaron bien, sobre todo aprendieron, disfrutaron, todos los entrenamientos que tuvieron en estos años fueron parte de un proceso. Facu desde el costado defensivo y su liderazgo y Franco en ofensiva que siempre nos da una cuota goleadora, aportaron al equipo».

Por último, el «Turco» destacó que «ojalá que esto sirva para la Asociación, ya hubo un puntapié en el Beach con Jimena (Riadigos) y Alejo (Novillo), espero que les den ganas a los demás entrenadores de sumarse a esta modalidad».