Mar del Plata Club es el merecido y sufrido campeón

En penales australianos, el equipo de Carlos Muñoz pudo sacarse la espina de los últimos años y le ganó a CUDS la final del Torneo Oficial. Fue el mejor del año y pudo ratificarlo en el cierre de la temporada, pero primero tuvo que sufrir.

Mar del Plata Club celebrando el triunfo (Foto: Juan Corda)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Primero hay que saber sufrir. Frase muy aplicada al deporte, pero no por ello menos indicada en la final del Torneo Oficial Femenino. Mar del Plata Club se impuso por penales australianos a CUDS en un durísimo encuentro para las dirigidas por Carlos Muñoz que pasó por una montaña rusa de sensaciones hasta definir el año en los Shoot Out.

La diferencia 3-1 que había obtenido en el primer cotejo era un arma de doble filo por la confianza que podía dar ante un equipo como el de Carlos Domecq que nunca se rinde, bajo ninguna circunstancia y ganó el partido por el mismo marcador.

A punto tal que salió a demostrarle que vendería cara la derrota con su principal herramienta, Sofía Paglione. La delantera abrió el marcador en una jugada de córner corto a los 7 minutos y en el inicio del segundo cuarto, volvió a anotar por la misma vía para poner un 2-0 que le daba suspenso al marcador porque estaban igualados y quedaba medio partido por delante.

Delfina Gerula luego de anotar el último penal (Foto: Juan Corda)

Después del entretiempo, nuevamente al minuto, volvió a golpear CUDS con el gol anotado por Consuelo Altube que ponía el acumulado a favor de las campeonas defensoras. Era un momento clave del partido porque Unión del Sur tuvo un penal que podía marcar un quiebre. La ejecución le correspondió a Camila Palumbo y ahí apareció Agustina Buquicchio para tapar el remate de la capitana.

Todavía Mar del Plata Club estaba a un gol de ir a los penales y pudo anotarlo antes del final del tercer cuarto. Después del gran partido y el último gol que había marcado el sábado por la noche; Candela Fruttero le dio el ansiado gol de las «marplatenses».

Agustina Buquicchio luego de atajar uno de los dos penales que contuvo. (Foto: Juan Corda)

El año entonces, se definiría en los penales australianos. Los primeros cuatro fueron convertidos (Agustina Fernández Fantini y Sofía Fernández Monteverde por Mar del Plata y Sofía Paglione y Carolina Martínez por CUDS), hasta que hizo su aparición nuevamente Agustina Buquicchio para evitar que conviertan Consuelo Altube y Azul Aceste. El resto del trabajo lo hicieron Mercedes Garriga Lacaze y Delfina Gerula que anotaron los suyos para el 4-2 final.

Delfina Gerula luego de anotar el último penal abrazandose con Agustina Fernández Fantini (Foto: Juan Corda)

Mar del Plata Club había sido el mejor del año tanto en la primera fase, como en la instancia regular del Top 6 «A» llegando a la final donde se topó con un CUDS que nunca se rinde. Eso estiró una definición de película para hacer justicia al desarrollo del año. Después de mucho tiempo, hay un nuevo campeón en Mar del Plata que debió trabajar, reponerse de la adversidad y superar a un duro escollo para darse el gusto de celebrar lo que tanto anhelaba.

Carlos Muñoz celebrando el título (Foto: Juan Corda)