Emilia Ecker: «Las nenas del club nos ven como Leonas, es muy loco»

En un nuevo capítulo de «Nuestro Hockey», la jugadora de Sporting habló a través del IG Live de Marca Deportiva recordando su carrera deportiva y su presente.

Emilia Ecker en diálogo con una de sus compañeras.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Si bien el año deportivo está perdido y no se podrá realizar ningún tipo de competencia, es momento para el análisis y el recuerdo de lo que ha sucedido en los últimos años con el hockey de Mar del Plata.

En el caso de Sporting, tuvo un 2019 con un título en el Regional «A» pero no pudo consolidarlo en el Torneo Oficial. Una de las jugadoras más representativas del plantel es Emilia Ecker que habló en el IG Live de Marca Deportiva «Nuestro Hockey» auspiciado por Pro Hockey Shop.

Entre los puntos alto estuvo el recuerdo de ese triunfo en la final ante el clásico rival, Mar del Plata Club, en el Sintético Panamericano. No faltaron las anécdotas al respecto: «nunca se casa ninguna amiga y justo se casó mi mejor amiga ese fin de semana. Me acuerdo que fui a la ceremonia, volví a jugar la semifinal y después me fui a la fiesta un ratito para volverme temprano a descansar para la final».

Los festejos fueron una verdadera locura y recuerda poco de lo que pasó: «hoy veo los videos y se que estuve ahí, pero no puedo creer como se pasó todo tan rápido», recordó.

Después de ese gran triunfo, no pudieron continuar con el buen ritmo que traían en el certamen local: «pasaron muchas cosas circunstanciales en el club que generaron mucha tristeza. Nosotros no queremos adjudicar que nos fue mal por algo puntual, pero en cierto sentido nos relajamos y se nos hizo difícil sostenerlo. Empieza a pesar también mucho el año, se hace muy largo. Empezamos a entrenar en enero y fue mucha información para todas», indicó.

Lo extraño, dentro de la cancha era que no podían solucionar aquello que les estaba sucediendo: «sabíamos que algo nos pasaba pero no podíamos hacer nada para revertirlo. Creo que llegamos a lo más alto y luego nos caímos, es algo para trabajar de la cabeza», indicó.

La camada que se ha consolidado en Primera tiene un grupo de inferiores detrás que las sigue a todos lados y las tienen como referentes, algo que Ecker cuando era más chica no le sucedió: «muchas veces tengo muy presente el hecho de que soy entrenadora en el club y me siento con responsabilidades porque las nenas nos ven de una forma distinta a las que jugamos en Primera, nos ven como una Leona es muy loco. Tenemos que aprender a controlarnos en la cancha porque ellas están afuera mirando».