Carlos Muñoz: «El trabajo planificado pudo terminar en el título»

El entrenador de Mar del Plata Club habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) luego de conseguir el primer puesto en el Torneo Oficial: «fue un año muy duro para el equipo», resaltó.

Carlos Muñoz durante las finales (Foto: Juan Corda)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Mar del Plata Club, luego de 32 años se volvió a consagrar campeón del Torneo Oficial Femenino y le costó estar en un lugar absoluto de privilegio por el cuál luchó.

Lo hizo persiguiendo un proyecto que encabezó Carlos Muñoz como entrenador y luego de la victoria, el DT habló con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre lo que significó el partido del domingo, luego de un 3-1 el sábado que le daba cierta ventaja a sus dirigidas: «lo planteamos como si estuvieramos 0 a 0, pero en el inconsciente siempre está esa ventaja. Tratamos de plantear un partido similar al del sábado, pero no salieron las cosas como pensábamos y ellas encontraron un gol temprano». A partir de ahí, empezaba otra realidad en cancha porque según definió: «el partido ya no pasaba por el hockey, sino por lo mental y creo que el penal que atajó Buquicchio fue un envión para nosotros», dijo sobre la ejecución de Camila Palumbo que contuvo la arquera.

Tuvieron que ir a los penales australianos, algo que de por sí es difícil con definiciones siempre ajustadas, pero contó con el plus de anotar las 4 ejecuciones: «los penales los entrenamos durante la semana y también nos sirvió mucho los partidos del Top 6 que se definía por penales. Nosotros tenemos jugadoras que tiran muy bien naturalmente y tampoco les pesa».

El proyecto llegó a su punto cúlmine, al objetivo deportivo que siempre debe acompañar el crecimiento: «llegué al club hace 3 años y había planteado una planificación a dos años para hacer algunos cambios de sistema, mejoras técnicas y una base para el juego que queríamos desarrollar. Es un club que tiene muchas bajas por jugadoras que se van a vivir o estudiar afuera, este año también sucedió». Para superarse era necesario el compromiso y eso no faltó: «desde la pre-temporada veíamos que el equipo estaba bien y no habíamos ni empezado, hemos entrenado todo el año con 25 o 27 jugadoras, hubo una gran predisposición. A veces tenes que perder algunas finales para poder ganar alguna».

Las lesiones y desilusiones formaron parte de la construcción del campeón porque tuvo que pasarlas…atravesarlas….superarlas hasta llegar adonde está hoy: «fue un año muy duro para el equipo, que se pudo reponer de golpes duros y desde lo psicológico nos pasaron muchas cosas».

Como contrapartida a las lesiones como la de Maite Buquicchio que la sacò de la cancha toda la temporada, apareció la ratificación de Delfina Gerula que tenía su primera temporada como titular y lo hizo de buena forma: «Delfina tiene dos cosas claves, una es su habilidad y la otra es su cabeza porque no tiene problemas de estar todo el día entrenando, nos exige mucho como entrenador. Tiene muchas ganas de progresar, tiene una mentalidad de alto rendimiento»; definió Muñoz.

A veces el trabajo bien hecho no termina en un resultado deportivo concreto, pero siempre es lo que se anhela. Para el cuerpo técnico de Carlos Muñoz, su idea y su manera de trabajar, esta vez los llevó al objetivo: el campeonato. «Era algo que buscábamos, porque cuando hacés un trabajo y lo planificas como hicimos con Augusto Franchini, queríamos tener el resultado final», sentenció.