Protagonistas de Liga

El entrenador de CUDS; Carlos Domecq y la goleadora del equipo, Sofía Paglione pasaron por los estudios de Marca Deportiva Radio (FM 99.9) para analizar la permanencia en la Liga Nacional «A»: «fue algo increíble», dijo la jugadora. El DT agregó que «a partir de ahora se viene un año y medio intenso para cambiar la cabeza».

Carlos Domecq y Sofía Paglione en su paso por la 99.9.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La permanencia en el mejor torneo de clubes del país no es sencillo dentro de ningún deporte. Pero siendo un equipo de Mar del Plata en la elite del hockey femenino, tiene matices muy particulares.

Eso logró CUDS el pasado fin de semana en Rosario donde logró el séptimo lugar y se repuso de algunas adversidades concretas como la ausencia a último momento de uno de sus emblemas, Andrea Pedetta que luego viajó para sumarse al equipo en plena competencia, y superando rivales de muchísimo nivel.

En su paso por los estudios de Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el entrenador Carlos Domecq y una de las goleadoras del certamen, Sofía Paglione; explicaron las sensaciones vividas durante y después de este buen torneo.

La delantera señaló «fue un torneo intenso, desde que subimos al micro y nos faltaba Andrea Pedetta. Todo el grupo sintió esa ausencia y sabíamos que seria un torneo muy difícil y más sin ella. Nos propusimos salir adelante aunque ella no esté para que se sienta presente. La llegada de Andrea de sorpresa fue algo increíble, un golpe anímico pero deportivo también». Además, agregó que «fuimos a dejar el alma, para nosotros cada partido era una final y no queríamos hacer papelones porque era un torneo que nunca habíamos jugado».

El entrenador, por su parte destacó que «el hecho de que no estuviera Pedetta era duro, es una de las jugadoras más importantes dentro y fuera de la cancha. Sabíamos que había jugadoras para reemplazarla pero después vino sin dormir, llegó y jugó, como anécdota además hizo dos goles». En cuanto a las virtudes del equipo, puntualizó que «tuvimos el factor sorpresa porque no nos conocía nadie y las chicas estaban convencidas de que se le podía ganar a cualquiera».

Como balance generalizado, Domecq opinó que «la zona era muy difícil y llegamos al viernes con 6 puntos sin estar clasificados. Los cuartos con Universitario de Córdoba fue el más parejo del torneo y se definió en detalles. Después salieron cuartas perdiendo 1-0 con River, estamos muy contentos de lo que hicimos».

Para Paglione además, terminar el certamen entre las goleadoras con sus 4 anotaciones fue un hecho destacado para su carrera deportiva: «es gratificante verme ahí, para toda delantera hacer goles es bueno pero más en este nivel. Me había propuesto disfrutar el torneo, sin pensar en si hacía o no goles y jugué más distendida».

Este logro lo único que ha generado es la necesidad de redoblar la apuesta pensando en el 2018: «cuando me pongo a pensar en el torneo no caigo que estemos entre las mejores 8 del país. Desde muy chica que juego al hockey y formé parte de todo el proceso de este equipo. Estar en una Liga Nacional y encima mantenernos, es algo increíble», dijo Sofía.

Claro que este tipo de experiencias sumada a la de Mar del Plata Club en la Liga «B» y el cuarto puesto del Seleccionado Mayor el año pasado en el Nacional, hablan del buen momento del hockey femenino local: «cada torneo que hay repercute en la ciudad. Tanto en seleccionados como en torneos de clubes, el deporte crece. Las jugadoras van a otro nivel y cuando vuelven lo trasladan a su club», indicó por último la delantera.

El análisis fino de lo que se viene queda en manos de Carlos Domecq y su cuerpo técnico sabiendo que deberán intensificar las tareas para estar a la altura también en el 2018: «la gira en Buenos Aires nos sirvió mucho porque nos medimos en otro nivel, otro roce, otras formas de jugar, además de consolidar el grupo. Hablamos ahora que necesitamos más viajes de este estilo como grupo y deportivamente. Es la base para empezar el año», dijo el DT.

Los cambios serán importantes para todos porque tratarán de entrenar más a pesar de los trabajos, estudios, familias y demás compromisos que tiene cada jugadora: «ya hablamos con el cuerpo técnico que ya hay que pensar en la Liga del año que viene, empezar a meter conceptos que vimos allá. Las chicas saben que a partir de ahora se viene un año y medio al máximo para cambiar la cabeza. Debemos dejar de entrenar dos días y meterle más estímulos», finalizó.