Rodrigo Estévez: de regreso al lugar donde lo había perdido todo

El entrenador marplatense contó su historia relacionada con el deporte en «Nuestro Hockey». Recordó como se quedó sin dinero en Madrid después de un robo y como, 12 años después, se va a vivir con su familia a la misma ciudad.

Rodrigo Estévez, Head Coach en IAE Club.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El desarrollo de un deportista, entrenador o coordinador siempre pasa por distintas instancias. Cuando además, haces las tres cosas, surgen mil historias y experiencias.

Rodrigo «Chino» Estévez es un entrenador marplatense que se irá en septiembre a España donde se convertirá en DT de Complutense lo que representa un enorme desafío profesional. Pero los vínculos con Madrid comenzaron hace mucho tiempo.

En el espacio «Nuestro Hockey» en el Instagram de Marca Deportiva contó que «había hecho la temporada, había ganado buena plata y en un tren me robaron un maletín con la computadora, el pasaje de vuelta, la plata que había ahorrado, el pasaporte….todo». Había que tomar entonces una decisión: «llegué a Madrid con lo que tenía en la billetera. No quería volver fracasado, mi orgullo no me lo permitió y me quedé a pelearla. Conseguí trabajo en la segunda de Madrid, era un grupo de gente grande, 15 que se juntaban a jugar. Me pagaban 200 euros y lo que hice fue alquilarme una pieza que salía 200 euros. Después me las ingenié para comer día a día».

Fue como jugador a España, pero se tuvo que desarrollar donde pudo: «tomé muchos trabajos hasta que pude llegar a Pozuelo donde empezó mi carrera como entrenador real, digamos». Toda esta situación la vivió en soledad, sólo con una ex novia con la que se ingenió para subsistir: «mi familia se enteró 7 u 8 meses después. Fue una cuestión de orgullo».

Luego de asentarse en España, en 2010 decidió repentinamente volver a la ciudad y se convirtió en entrenador de IAE Club donde vivió años donde la competencia evolucionó hasta lo que es hoy: «antes teníamos torneos muy cortos de 13 o 14 partidos y pasamos a más de 30. Estoy conforme porque eso es todo bueno, mejora el nivel por todos lados. Se entendió que para tener un nivel competitivo en los equipos top de la ciudad y que nos representen bien a nivel nacional, necesitas que la base tenga mejor nivel», dijo sobre el Oficial actual.

Todo lo que aprendió y cosechó en Mar del Plata lo llevan a tener una nueva oportunidad en el exterior, pero con una espalda mucho más ancha: «después de la experiencia en IAE Club, el entrenador que soy es muy distinto al que llegó de España. De todas maneras, la experiencia en el exterior me abrió la cabeza y se las recomiendo hacerla a todos. Que viajen, ya sea como jugador o entrenador», dijo.

Ahora se mudará con toda su familia hacia España buscando seguir cosechando nuevas vivencias y conocimiento para su desarrollo: «tomamos la decisión como familia que era el mejor momento para probar y me empecé a contactar con las personas que había dejado allá, aparecieron un par de opciones y elegí la Complutense porque es en Madrid donde además tenemos conocidos y amigos», finalizó.