Agustina Fiorelli: «Tenemos con qué, hay que soñar»

La capitana de Mar del Plata se ilusionó con una buena actuación en el Argentino Sub-21 que se desarrolla en nuestra ciudad. Después del triunfo ante San Luis advirtió que «Buenos Aires no es ningún cuco».

Agustina Fiorelli en el partido ante San Luis. (Foto: Carlos De Vita)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)
Foto: Carlos De Vita

Mar del Plata ganó en su debut por el Campeonato Argentino Sub-21 teniendo muchas situaciones de gol y pudiendo anotar 5. Le sirvió para ganarle a San Luis, pero saben que el nivel de juego fue bueno para ser el primer partido de este certamen.

La capitana del equipo local, Agustina Fiorelli habló con Marca Deportiva luego del primer cotejo y señaló que «nos propusimos atacar, dejar de ser el Mar del Plata que se mete atrás. Tuvimos muchas situaciones y no las pudimos meter. Son cosas para mejorar ante Bahía Blanca», anticipó pensando en el cotejo del viernes.

Tener 24 horas entre partido y partido, es algo poco común en este tipo de competencias: «hace tiempo que no teníamos un torneo con un día completo de descanso, lo mismo para el viernes. Tenemos que descansar bien para llegar de la mejor manera a cada partido», agregó.

Saben que contar con un grupo humano bien unido siempre es una ventaja, además del talento individual y el planteo del equipo: «las chicas son lo más, las más chicas se adaptan muy bien, todas tienen buena onda. Sumamos y tenemos un grupo divino», opinó en su condición de capitana.

Entendieron que hacer siempre lo mismo no altera el resultado final y por eso buscaron mejorar la cantidad y calidad de entrenamientos para ser protagonistas: «nos propusimos hacer algo distinto para lograr un resultado distinto. Entrenamos doble turno los domingos, jugando amistosos y dejamos todo por la camiseta que tanto queremos», dijo Fiorelli.

Todo parece apuntarse al cotejo que afrontarán el sábado a las 16 en el Sintético Panamericano ante Buenos Aires y que podría definir quien juega la final del domingo: «Buenos Aires no es ningún cuco, jugamos contra ellas el torneo pasado y les costó entrarnos. Tenemos con qué, asi que a soñar…», concluyó.