Agustín Corradini: «En enero queremos venir con Las Leonas a Mar del Plata»

El entrenador de Las Leonas, Agustín Corradini habló con Marca Deportiva en su paso por la Clínica-Entrenamiento que se llevó a cabo en el Club Banco Provincia y anticipó que podrían jugar amistosos con Bélgica en enero en nuestra ciudad. Además, habló sobre la final de World League: «no podemos ponerlo como objetivo, sería pan para hoy y hambre para mañana», explicó.

Agustín Corradini explicando conceptos en Banco Provincia. (Foto: Prensa Banco Provincia)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El Club Banco Provincia de Mar del Plata vivió una jornada distinta el pasado domingo con la visita del entrenador de Las Leonas, Agustín Corradini que compartió una jornada de Clínica-Entrenamiento para todas las jugadoras y entrenadores de la institución.

El joven DT de uno de los equipos más ganadores del deporte argentino en los últimos años, habló con Marca Deportiva sobre esta oportunidad de brindar su experiencia en la ciudad: «es una alegría compartir las experiencias y el conocimiento a lo largo de los años y en el hockey internacional. Es un orgullo, además por como te trata la gente, me siento muy querido», dijo.

Para que alguien vuelque su conocimiento, es fundamental encontrar chicos y chicas con voluntad de aprender y eso también estuvo presente: «fue fabulosa la respuesta, es fundamental. Las ventanas del corazón se abren de adentro hacia afuera, no se puede obligar a alguien a hacer algo que no quiere, es luchar contra los molinos de viento«, remarcó como una de las principales características de una jornada como la que propuso Banco Provincia.

En cuanto a la realidad deportiva del equipo que dirige, quedan apenas unos meses para viajar a Auckland donde disputarán la final de la World League, pero Corradini advirtió que no es un objetivo concreto para el grupo: «si hacemos foco en la final de la World League nos equivocamos, sería pan para hoy y hambre para mañana. Nuestro objetivo final tiene que ser el Mundial. Cuando clasificamos en Sudáfrica (semifinal) pensé que lo más importante era sumar 6 partidos más de alta competencia para estas chicas. Le agregaremos uno o dos partidos más en la previa a la competición en Nueva Zelanda».

Después de esa experiencia, quedará la recta final hacia el Mundial y el inicio de ese camino, una vez más podría ser en nuestra ciudad: «en Mar del Plata es probable que vengamos en enero junto con Bélgica para jugar amistosos o partidos oficiales de entrenamiento», adelantó.

El crecimiento del equipo debe ser la piedra basal de los próximos éxitos que esta generación promete por la calidad de muchas jugadoras. La falta de partidos internacionales es un condicionante al momento de jugar torneos de primer nivel y por eso, para el entrenador, el hecho de jugar contra grandes potencias es la mejor manera de crecer: «en Sudáfrica fuimos el equipo que más corner cortos obtuvo, el que menos provocó el que más ingresó al área y al que menos le ingresaron; pero cuando jugamos con Alemania jugamos horrible y con Inglaterra jugamos bárbaro y perdimos. La inexperiencia se ve en esas cosas, la experiencia sólo se genera jugando», contrastó con números concretos.

La idea, entonces, pasa por cambiar lo que ha sido una lógica de viajes a Europa para preparar los torneos importantes: «estamos creando vínculos con otros equipos del mundo porque traerlos a Argentina es mucho más barato. Tenemos que cambiar la planificación de Las Leonas para sumar partidos y además, sea más barato para el equipo», agregó.

Con 33 años, el campéon del mundo con Las Leoncitas afronta un desafío importante para su carrera, pero nada ha sido más significativo en los últimos meses que el nacimiento de su hijo, Salvador: «soy un fanático y cuando entrenaba a Las Leoncitas lo hacía siempre en doble turno. El nacimiento de mi hijo me ha cambiado la vida, por ahí tiene un cambio fuera del hockey como brindar más notas periodísticas, pero el resto es lo mismo», finalizó.