«Me nombraron primero y después no me acuerdo nada»

Así definió el marplatense Joaquín Puglisi el momento en el cuál le anunciaron que jugaría el Panamericano Junior en Toronto marcando la historia del hockey masculino local. «Todavía no caigo, hasta que no esté en el torneo no creo que lo haga», agregó después en Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

Joaquín Puglisi con la casaca nacional. Está en la lista final del Panamericano. (Foto: Hockey Digital - Deo Ávalos)

Joaquín Puglisi con la casaca nacional. Está en la lista final del Panamericano. (Foto: Hockey Digital – Deo Ávalos)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

La noticia de la convocatoria de Joaquín Puglisi al Seleccionado Nacional Junior para disputar el Panamericano de Toronto, marcó la historia del hockey masculino marplatense. Un jugador de nuestra ciudad, está dentro de una lista oficial para un certamen clasificatorio para el Mundial.

A pesar de ello, en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el jugador surgido en MDQ 06 Hockey Club indicó que «no termino de caer, creo que hasta que no esté en el torneo, no voy a caer». 

Es que las sensaciones son muy fuertes y hubo mucho trabajo previo para escuchar su nombre en esa lista definitiva. Como les ha pasado a muchos otros chicos, no estar incluido en entre esos «elegidos» puede ser un golpe devastador a las aspiraciones de estos chicos. Por eso «Joaco» contó desde el inicio, el trabajo que han hecho: «en marzo de 2014 tuvimos la primera concentración con Lautaro Rodríguez, cada un mes se hacían concentraciones nacionales donde asistían los que eran del interior. Empezamos 30. A medida que pasaba las concentraciones las listas eran más chicas». 

Cuando terminó el año vieron que algo había en él para seguir trabajando y entre el envión anímico que traía y la decisivión de luchar por su sueño, fue a por ello. «Me dijeron que en 2015 siga yendo, pero para estar con más minutos de entrenamiento y hockey decidí venir a Buenos Aires. Fue una decisión complicada pero la tomé para estar donde hoy estoy», dijo Puglisi.

Con paciencia y trabajo, los objetivos intermedios se iban dando y sentía que la posibilidad estaba más cerca que nunca. «De a poco se dieron cosas como el viaje a San Diego y a Malasia, por lo que este año decidi quedarme acá también», agregó.

El día que dieron la lista fue una tortura. Pero no sólo para Joaquín, sino también para todos sus compañeros que estaban en la misma situación. «Era un ambiente muy tenso, nadie durmió bien la noche anterior. Fue todo muy raro. Hicimos la rutina de gimnasio de siempre y después fuimos a la cancha a hacer partido. Al momento de la lista se me paralizó todo, no sentís nada. Fui el primero o el segundo que nombraron y a partir de ahí no me acuerdo más nada», indicó.

Si bien sabe que el 20 de mayo estará iniciando el certamen en Toronto, también se da cuenta que empieza una nueva etapa, un nuevo camino que lo puede llevar muy lejos. «Esto recién empieza, no me puedo quedar con esto. Tengo la motivación del torneo para entrenar y esforzarme el doble para mejorar a nivel individual y a nivel equipo», advirtió.

Las Leoncitas vienen de tener una actuación descollante en el Panamericano Femenino y, si bien hay diferencias, saben que entre los caballeros tendrán una lucha más dura con algunos rivales en concreto: «estamos muy bien preparados para el Panamericano, somos muy unidos y estamos entrenando muy bien. Hay equipos como Estados Unidos que se están preparando bien y el más complicado será Canadá que juega de local y es muy fuerte, por ahí pasará la clave de la clasificación», opinó luego.

En medio de un año que puede terminar en diciembre disputando el Mundial de Nueva Delhi (si clasifican también disputarían la Sultan Cup en Malasia), Puglisi tiene la actividad con su club y sabe que ahí ha encontrado un mejor lugar para mostrarse saltando de ser suplente en Ciudad de Buenos Aires «A» a ganarse un espacio en el plantel «B». «No sabía bien si pasarme a Ciudad «B», pero lo hice. Me estoy sintiendo muy cómodo, me aceptaron muy bien mis compañeros. Es un equipo distinto, juega a otra cosa y me estoy adaptando a eso. Igual me siento más suelto, con más minutos y protagonismo», concluyó.

El sueño se le ha cumplido, pero recién empieza. El romance de Joaquín Puglisi con la camiseta nacional dependerá solamente de su esfuerzo y de su sacrificio, virtudes y cualidades que mostró con creces para estar en Toronto.