“Fue un cambio radical para el deporte argentino”

Inés Arrondo recordó esta tarde en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) la obtención hace 15 años de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney, donde surgieron Las Leonas. “Me emocioné mucho cuando entré a una juguetería y vi un blíster con dos palos de hockey y una pelota. Se me llenaron los ojos de lágrimas porque eso antes de Las Leonas no existía y es alucinante”, contó.

Inés Arrondo record la experiencia 15 años después (Foto: Sitio Robero Ramasso)

Inés Arrondo recordó la experiencia 15 años después (Foto: Sitio Robero Ramasso)

Escuchá a Inés Arrondo en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

El 29 de septiembre de 2000 quedó marcado en la historia grande del deporte argentino. Ese día, el Seleccionado Argentino de Hockey Femenino logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney, el hito deportivo que marcaría a fuego el deporte nacional y determinaría el nacimiento de Las Leonas.

En ese plantel estaba Inés Arrondo, hoy de vuelta en la ciudad trabajando con el hockey en los barrios y jugando en la Primera de Universitario. “Parece mentira que haya pasado tanto tiempo, es un montón. No se nota tanto porque desde entonces el hockey ha tenido una recta de crecimiento que no ha parado. El presente es 1.000 veces mejor que cuando se inició. La medalla en Sydney y el surgimiento de Las Leonas fue un cambio radical para el hockey y para el deporte argentino”, sintetizó en declaraciones a Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

El desafío para esa generación inolvidable era ser profesionales en un contexto completamente amateur: “fue un proceso de cambios de hábitos, hasta lograr lo que pretendíamos: trabajar como profesionales a pesar de no serlo en absoluto. Terminábamos de entrenar y nos íbamos a trabajar de lo que pudiéramos para bancar la carrera deportiva”, recordó Inés. La cabeza, el ideólogo y responsable de tantos logros de ese equipo fue Sergio “Cachito” Vigil que diagramó todo para estar entre las mejores del mundo: mucho tuvo que ver la conducción de Sergio Vigil, se capitalizaron las carencias que teníamos para llegar muy bien de cabeza y de espíritu. Se trabajó durante 4 años con un plan de trabajo y objetivos que de a poco se iban cumpliendo”, indicó Arrondo.

Sydney fue muy especial para la jugadora radicada en nuestra ciudad, pero ya desde la previa estaba logrando mucho de lo que había soñado para su carrera deportiva. “Teníamos la sensación de que podíamos lograrlo. Particularmente ese año fue muy especial porque era mi primer Juego Olímpico y veníamos de ser campeonas panamericanas en Winnipeg. Para mí fue mágico”, definió la delantera.

«La actualidad del hockey de Mar del Plata es otro sueño hecho realidad»

El secreto era usufructuar ese inolvidable podio para que sea sólo un primer paso de un largo camino. Y eso se logró. “Se trabajó con consistencia y con un plan de trabajo. No era sólo a nivel equipo, sino hasta se hizo un plan federal de trabajo desde la Confederación Argentina con capacitaciones y demás. Fueron un sinfín de capacitaciones y clínicas en todo el país”, señaló sobre lo que debieron hacer para mantenerse en un sitial tan alto.

A ese logro reconocido a nivel nacional, se le sumaba una carencia de nuevas disciplinas que abran la mente de aquellos que querían practicar el deporte. El hockey llegó para ocupar ese espacio: había una necesidad social de que aparecieran disciplinas como el hockey para el desarrollo. Esto también desarrolló la industria de insumos de hockey que antes no había y se tenían que importar. Abrió las posibilidades a que cualquier chica se pueda comprar un palo y una bocha para poder jugar”, indicó entre los distintos puntos para los que sirvió el surgimiento de Las Leonas.

Hace 15 años sostenían una medalla de plata en un podio olímpico y hoy, no dejan de sorprenderse con las consecuencias de aquél logro porque todo lo que sucedió después fue fruto de la presea. El otro día me emocioné mucho cuando entré a una juguetería y vi un blíster con dos palos de hockey y una pelota. Se me llenaron los ojos de lágrimas porque eso antes de Las Leonas no existía y es alucinante”, contó emocionada.

Ese gran desarrollo se extiende hasta el presente donde el hockey marplatense tuvo una explosión en los últimos años que redundó en más clubes que incorporaron la actividad y una gran cantidad de canchas construidas para desarrollar el deporte. “La actualidad del hockey de Mar del Plata es otro sueño hecho realidad. En el primer partido que jugué cuando volví a la ciudad, veía el contexto y me resultaba raro. Lo sentí un desafío interesante. Me pareció un espacio donde se podía crecer muchísimo. Me parece increíble el presente que tiene el hockey hoy, lo mucho que se desarrolló y de forma consistente”, concluyó Arrondo.

Fue el primer paso, una guía, una forma de ver y trabajar el deporte que quedará grabado en la historia. Quince años han pasado, pero la sensación sigue siendo la misma: la medalla de plata cambió el hockey argentino y gran parte del deporte amateur nacional.