Juana Ortiz: «Fue todo una locura, me decían que fui como la revelación»

La nadadora marplatense Juana Ortiz tuvo un destacado desempeño en los Juegos ODESUR de la Juventud de Rosario pero se enteró que tenía que viajar a menos de una semana del torneo, por la lesión de una compañera: «me metí sin presión y ya con ir estaba re contenta».

Juana Ortiz con una de sus medallas. (Foto: Alejandro Salgado)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Los Juegos ODESUR de la Juventud están todavia cumpliendo con su segunda semana de acción, pero en la primera, hubo varios deportistas de Mar del Plata en buen nivel que aportaron medallas. Una de ellas, fue Juana Ortiz que entró en el equipo a último momento por la lesión de Candela Raviola y fue una de las más destacadas de la delegación argentina.

«Fue una locura, la lista había salido hace un mes y medio y yo el jueves pasado estaba nadando cuando de repente me sacó el entrenador del agua y me dice que entré a los ODESUR. No lo podía creer, me dijo que me fuera a mi casa y empiece a preparar todas las cosas porque me tenía que ir a Rosario», relató en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre la manera en la que se enteró de su repentina convocatoria.

El hecho de participar para ella era un enorme premio en ese contexto, pero además, se llevó varias medallas de recuerdo ratificando que está en un gran momento: «con ir estaba recontra feliz, me sentía sin presión porque no lo había preparado. Los primeros días me empecé a sentir bien en la pileta, el primer día bajé mi marca en 50 metros y después gané la medalla de bronce, era increíble», dijo.

A medida que iba sumando las preseas, también podía disfrutar del marco de público porque vivió una experiencia única como un torneo de estas características en tu país: «fue re lindo era mi primera vez representando a la Selección, de un lado estaba todo el público y del otro todos los chicos alentando todos juntos. Gané el bronce y creía que podía volver a mi casa tranquila, pero después bajé la marca en los 100 a la mañana y a la tarde. En la posta femenina quede tercera, bajé la marca en los 200 y quede tercera, esa es mi prueba y por eso estaba muy contenta».

Como invitada de último momento, no había muchas expectativas en su presentación y sin embargo, terminó despertando el interés de propios y extraños: «había varios compañeros que tenían mucho nivel y los entrenadores me decían que había sido un poco la revelación del torneo», recordó.

Ahora de la mano de su entrenador en Once Unidos, Federico Diez Andersen, se pone objetivos en el corto plazo: «Federico es un gran entrenador siempre está motivándonos, siempre con la palabra justa. Ahora que pude mejorar tanto con condiciones que no eran las mejores, el viernes tenemos un metropolitano en Parque Roca y creo que puedo nadar mas fuerte. Nos planteamos hacer la marca para el Mundial Juvenil que es de 2.17 y estoy en 2.19 minutos», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.