Más cerca que nunca de Río

En la pileta donde se desarrollarán los Juegos Olímpicos, mañana comenzarán su participación en el Trofeo «María Lenk» los marplatenses Facundo Miguelena y Guido Buscaglia. El primero debutará mañana en los 100 metros pecho.

Guido Buscaglia, Federico Diez (entrenador) y Facundo Miguelena en Río de Janeiro.

Guido Buscaglia, Federico Diez (entrenador) y Facundo Miguelena en Río de Janeiro.

La natación argentina tendrá desde mañana un nuevo desafío para una generación que está marcando una época. Sabiendo que hay 4 clasificados para los Juegos Olímpicos de Río 2016, el equipo nacional intervendrá en el Torneo «María Lenk» de Brasil que se desarrollará en la misma pileta que recibirá en agosto la máxima cita deportiva.

Como ha sucedido en las últimas presentaciones del equipo nacional, dentro de la nómina figuran los marplatenses Facundo Miguelena y Guido Buscaglia que buscarán seguir creciendo en este certamen.

Ambos vienen de participar en el Sudamericano Absoluto de Asunción del Paraguay con distintas conclusiones, pero desafíos muy interesantes por delante. El «Torpedo» Miguelena no tuvo el certamen que esperaba y sabe que puede rendir mucho más, por eso se pondrá metas altas en este campeonato tan particular.

El joven Buscaglia se afirmó como el segundo mejor nadador nacional en la especialidad libre detrás del enorme Federico Grabich que sigue haciendo historia como el heredero de José Meolans e incluso con expectativas de mejorar lo que ha hecho uno de los mejores nadadores de la historia argentina.

Mañana viernes, el primero en intervenir será Miguelena participando de las series clasificatorias de los 100 metros pecho como parte de la tercera serie y buscando meterse en la final.

Ya el sábado, Buscaglia hará su debut dentro de los 200 metros libres en la instancia de clasificación. El lunes será el momento de los 100 metros en la misma especialidad y la última presentación será el miércoles que viene en los 50 metros donde tiene la ilusión de acercarse a la marca olímpica para estar en Río.