Facundo Mazzuchi: «La gente tiene ganas de deporte»

El propietario de los complejos Los Naranjos y Play Time, habló en la 99.9 acerca del regreso del padel a la ciudad: «el teléfono de los clubes no paran de sonar pidiendo turnos fijos», indicó.

Facundo «Chino» Mazzuchi.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El padel volvió a la actividad hoy después de un largo período de tiempo y las sensaciones son positivas. El propietario de los complejos Los Naranjos y Play Time, Facundo «Chino» Mazzuchi habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre lo que significa este permiso precario otorgado.

«Es una sensación rara después de 110 días sin abrir y por suerte salió el permiso precario. Esperamos que se mantenga», dijo primeramente. Luego contó su experiencia personal durante la cuarentena: «lo viví de una forma rara, aparte de la angustia y la incertidumbre por la falta de horizonte. Es algo que todavía me sigue pasando, estos 110 días causaron un daño que se va a sentir en todos los complejos, todos lo sufrimos».

Desde hace un par de días que se venía hablando de la posibilidad y entonces ya comenzaron a comunicarse con los clientes anticipando que tendrían mucho trabajo: «todos los dueños de complejos deportivos con tenis y padel vienen hablando con su gente y sus turnos fijos. Hubo buena recepción porque la gente tiene ganas de deporte».

Hay cuidados a tener en cuenta para aquellos que comiencen a jugar al padel post pandemia que comentó el propio Mazzuchi: «no se pueden usar los vestuarios, la gente debe venir cambiada con su agua y su toalla. La idea es que lleguen, practiquen la hora u hora y media y no permanezcan en el club para que no haya mucha circulación. Hay que poner los trapos de piso con sanitizante o lavandina en las entradas al club y la cancha».

Por otro lado, destacó que es «fundamental» e hicieron hincapié en un hecho en particular: «nos recomendaron mucho es tomar los datos de la gente que entra al club, quien entra a que hora y en que cancha estuvo por si eventualmente hay que hacer un rastreo». El propio complejo también tiene que tomarse unos minutos entre turno y turno para higienizar: «hay que hacer la limpieza de las sillas y mesas de descanso que también es parte de lo que nos pidieron».

Los pedidos de turno están activos y el «Chino» destacó la prevención que han tomado los grupos de riesgo: «volvimos con la parte administrativa y el teléfono de los clubes no paran de sonar pidiendo turnos fijos para la noche. Lo que noté es que teníamos turnos de personas de más de 65 años que nos dijeron que preferían esperar un poco a ver que pasaba. Nos parece que está bien», finalizó.