«Trabajé mucho para estar en el Mundial»

La marplatense Nadia Ortiz Villar habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su próxima participación en el Campeonato Mundial de Patín Artístico que se disputará en Colombia: «todavía no caigo», indicó. Además, remarcó que se pudo recuperar de un esguince de tobillo días antes de la competencia clasificatoria.

Nadia Ortiz Villar en el cierre de su coreografía.

Nadia Ortiz Villar en el cierre de su coreografía.

ESCUCHA LA NOTA EN MARCA DEPORTIVA RADIO (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

El trabajo incansable casi siempre termina con un objetivo cumplido. Eso fue lo que le sucedió a Nadia Ortiz Villar, la marplatense que se clasificó al Campeonato Mundial de Patín Artístico que se realizará en Cali (Colombia) en el próximo mes de septiembre.

El plus fue que el pasaje lo consiguió en Mar del Plata, dentro del Argentino categoría «A» e Internacional. A pesar de que pasó el tiempo, todavía no es consciente de lo que obtuvo: «todavía no caigo, estoy muy contenta. Son muchos años de trabajo arduo, mucho sacrificio. Vengo trabajando duro hace 3 o 4 años para llegar al Mundial», contó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9). La clasificación la logró al quedar segunda en su divisional: «es difícil la categoría Junior, hay competidoras de muy alto nivel y quedar entre las dos primeras se pone muy complicado», agregó.

Las dudas se hicieron presentes en la previa del torneo, porque tuvo la mala fortuna de lesionarse en un entrenamiento previo y parecía que no iba a llegar al Selectivo: «hace dos semanas llegué del Sudamericano y en un entrenamiento, me esguince un tobillo y tuve que frenar la preparación. Sinceramente pensé que no podría competir en este Argentino», contó Nadia.

Sin embargo, puso toda su voluntad en seguir adelante porque había hecho una intensa preparación que le había servido mucho con buenos resultados en Europa, pero sobre todo le sirvió no haber sido una de las destacadas en el Sudamericano de Paraguay. «A principio de año fue a París y quedé quinta, en Italia fui segunda, fueron muy buenos torneos. El cansancio me tiró un poco para atrás en el Sudamericano de Paraguay, pero pude sacar muchas conclusiones importantes, aprendí mas perdiendo que ganando», afirmó Ortiz.

Todo eso ya es pasado, ahora mira el horizonte donde tiene un objetivo enorme por hacer realidad. No será sencillo, pero buscará representar al país lo mejor posible: «compartiré la pista con amigas mías de todo el mundo que veo una vez al año. Eso es lo mejor de los torneos, lo que te queda después. El nivel será muy exigente, pero creo que con mucho entrenamiento y como venimos preparándonos tendremos buenos resultados», advirtió.

Junto con sus entrenadores Natalia Ferrari y Luis Pérez empezarán la puesta a punto desde lo técnico, pero desde lo físico, su preparador es su hermano, Nicolás Ortiz. La idea es aprovechar el envión que representó el oro de Giselle Soler en los Panamericanos de Toronto que ubicó a la disciplina en el primer plano nacional. «Me pone muy contenta lo que pasó con el patín artístico en los Panamericanos, porque pretendemos que sea un deporte olímpico», se ilusionó.

La cabeza ya está puesta en Colombia donde tendrá una intensa preparación física y técnica, pero sin competencia previa: «no tengo más torneos, pero si preparaciones armadas. En un tiempo me voy a Buenos Aires para entrenar con la Selección Argentina. En septiembre me voy para Buenos Aires y a mediados de mes viajo a Colombia», puntualizó sobre sus próximos pasos.

Con 17 años piensa en una larga carrera dentro del deporte que ha elegido y donde quiere llegar lejos, lo más lejos que se pueda. «El objetivo lo tengo muy claro y hasta que no lo consiga no voy a parar. Es algo que me hace muy feliz y hasta que no me canse seguiré patinando. Ser panamericana es uno de mis objetivos, pero también quiero llegar a un podio mundial y, porque no, ser la mejor del mundo algún día». Por ahora, el camino parece ser el correcto.