Preocupación por las consecuencias del recital de Ciro en el Patinódromo

El próximo viernes en el Patinódromo «Adalberto Jesús Lugea» se llevará adelante el recital de «Ciro y Los Persas» pero en el ambiente del patín existe mucha preocupación por el estado en el que puede quedar la pista. La AMP y el EMDER controlan que no se generen daños importantes.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La historia comenzó con un recital de «Ciro y Los Persas» que se iba a realizar en Mar del Plata. El primer escenario fue el Polideportivo «Islas Malvinas», pero ahí el próximo viernes juega Peñarol por la Liga Nacional ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia.

Entonces se trató de ofrecer un escenario alternativo y la única posibilidad era el Patinódromo «Adalberto Jesús Lugea». Eso representaba otro problema, pero que significativamente parecía inferior a estar en el Poli: la pista homologada internacionalmente que tiene el máximo escenario del patín en la ciudad.

El peso que tendrá que soportar la pista con la presencia de gente que se espera para uno de los eventos más convocantes del verano, encendió la luz de alerta en la Asociación Marplatense de Patín (AMP). Enseguida comenzaron las reuniones para evitar que el evento llegara a estas instalaciones, pero no se pudo evitar.

Lo que propusieron es una cobertura especial para la zona de la pista buscando el menor daño posible para una pista donde se desarrolla actividad importante durante todo el año a nivel nacional. Los organizadores del evento se comprometieron a hacerlo y comenzaron con las colocaciones en las últimas horas (ver galería de fotos).

¿Eso alcanzará para frenar el efecto del peso de la gente en la pista homologada? No se sabe aún la respuesta pero tanto la Asociación Marplatense de Patín (AMP) como el área de Infraestructura del EMDER están controlando que no haya ningún inconveniente y que los organizadores cumplan con lo prometido.

Claro que también hay efectos colaterales porque los clubes marplatenses estaban en plenas tareas de pre-temporada para los objetivos del presente año y ante esta situación se encuentran sin escenario. La alternativa es ir al playón que se encuentra al lado del Patinódromo pero con los partidos del fútbol de verano no es seguro permanecer allí, además de la organización que se necesita para que todos los clubes tengan su espacio. Ni que hablar de la pista que no tiene nada que ver.

Por último, los recuerdos que tiene el ambiente del patín del último gran evento que albergó el máximo escenario local no son buenos. Es que la Copa Davis pasó por allí en la serie contra Italia y dejó una pista en condiciones deplorables. A partir de ello, las autoridades del EMDER se comprometieron a la homologación de la pista, pero no lo hicieron de la mejor manera porque hoy la superficie se puede percibir con grietas.

No quieren que vuelva a pasar lo mismo y es completamente lógico. Lamentablemente hoy no se puede hacer más que controlar y cruzar los dedos para que no haya daños muy grandes en el Patinódromo…ojalá así sea.

2 comments

  • Lamentable…Hace varios meses cerraron la pista libre los fines de semana, y con ello nos quitaron el único espacio público que los mayores podíamos tener para patinar. ¿La excusa? Sin explicaciones, pero corría el rumos que «se estropeaba la pista».
    Otro espacio público que se nos niega a los ciudadanos que lo mantenemos, pero se libera para los negocios privados

  • La superficie ya tiene grietas y las curvas estan a punto de desmoronarse. Como siempre prevalece el interes de unos pocos por sobre los deportistas. Lamentable.