El remo presentó su protocolo

La Asociación Argentina de Remo (AARA) presentó su propio protocolo buscando que se pueda reiniciar de a poco el entrenamiento, incluso para la Selección Nacional.

El festejo del bote argentino luego del triunfo en el Doble Par de Remos Cortos.

De a poco, los deportes en el orden nacional empiezan a programar un eventual regreso mínimamente a los entrenamientos, aunque saben que mantener el distanciamiento social y la higiene es el principal objetivo para poder cuidar a sus deportistas y entrenadores.

En la nota que hicieron pública desde la AARA, indican que «el remo se practica siempre al aire libre, no es un deporte de contacto, respeta la distancia recomendada por los Organismos de la Salud, no se practica con público, no aglutina personas durante su práctica, y las instalaciones de guarda de equipamiento permiten el cumplimiento de las condiciones que el Estado ha impuesto para desenvolverse en la vía pública durante la pandemia».

Además, indican que «nuestra actividad se inicia y concluye dentro de clubes o centros de entrenamiento a orilla de grandes espejos de agua que brindan sus instalaciones para la guarda del equipamiento con seguridad para los deportistas, siendo concretamente su práctica en dichos espejos de agua sin posibilidades concretas de contagio».

Lo que plantean son 3 protocolos de distinta índole con un grupo de recomendaciones que se repiten en todos ellos. Son los siguientes 13 puntos:

1) No se utilizarán embarcaciones que requieran ser tripuladas por más de una persona. Esto incluye singles, par sin timonel, o, remando a una distancia mínima de 10 metros ante cualquier otra embarcación.
2) No se organizarán competencias.
3) No se habilitarán los vestuarios para la utilización de los deportistas. Los deportistas llegarán al club o predio de entrenamiento en condiciones de ir a remar y luego se retirarán a cambiarse en sus domicilios.
4) Las instalaciones sanitarias se podrán utilizar de una manera restrictiva con guardias de limpieza permanentes, administradas por cada centro de entrenamiento o club.
5) Para disminuir la densidad de personas en los clubes y/o centros de entrenamientos se establecerán turnos para la actividad deportiva.
6) Todo trámite administrativo se realizará a distancia, los empleados o marineros guardarán las distancias reglamentarias a los efectos de realizar su trabajo y evitar contagios comunitarios recibiendo los EPP (elementos de protección personal) indispensables para prevenir los contagios. Los entrenadores brindarán la seguridad desde sus embarcaciones manteniendo las distancias reglamentarias. Para el caso que, por razones de seguridad o fuerza mayor, deban prestar asistencia directa a un deportista, no podrá todos estos realizar actividades con otros grupos por 21 días, evitando asi cruzar integrantes de los grupos.
7) Los deportistas extremarán el principio de autonomía en la práctica del deporte respetando las distancias personales recomendadas. En las rampas de embarque y desembarque deberán tener una distancia de tres metros a la redonda entre cada uno de ellos. Las sesiones de entrenamiento en tierra, o interacción entre deportistas y entrenador o asistentes se realizarán a una distancia de al menos 3 metros entre participantes y al aire libre. Cada participante deberá traer su propia botella de hidratación y comida. No se podrá dejar material alguno en la embarcación del entrenador.
8) Las tareas de limpieza de las embarcaciones deben ser realizadas de manera segura por el remero que lo haya utilizado antes de proceder a su embarcación y después de finalizada su actividad, previo a la guarda del mismo dentro del galpón de botes. Para ello, cada atleta deberá concurrir a las instalaciones con el equipamiento de limpieza de estas embarcaciones y sus remos (trapo rejilla, detergente o jabón para una primera etapa de limpieza y alcohol al 70% o solución de hipoclorito de sodio al 10% para una segunda.)
9) Durante el periodo de traslado hacia los clubes o centros de entrenamiento, y cualquier momento previo o posterior a la actividad deportiva, los participantes deben seguir las normas establecidas por
su Municipio, Provincia y el Estado para todos los ciudadanos en su región (por ejemplo, uso de barbijos, uso de distancia de aislamiento social, etc.).
10) Cualquier persona que presente el más mínimo síntoma de la enfermedad se abstendrá de participar en cualquier actividad, y comunicará la situación de forma inmediata al Club o al responsable de la
Selección Nacional, si correspondiera, para que le fuera informado a las Autoridades Sanitarias competentes; quienes comunicarán las medidas preventivas que correspondan. En este sentido y como fue aclarado anteriormente, si las Autoridades Sanitarias lo disponen; se procederá al
aislamiento del grupo en conjunto al que pertenece esta persona por un tema netamente preventivo.
Para ayudar en el proceso de revisión del estado físico de cada deportista, se incluye al final de este documento una lista para chequeo personal a ser realizado cada mañana por los deportistas.
11) Previo a la reanudación del entrenamiento tras el actual periodo de inactividad asociada a la cuarentena, los deportistas deberán enviar a la AARA (para deportistas de la Selección Argentina) o a su club (para las demás categorías) una declaración jurada en la que afirman no haber tenido los síntomas del Covid-19 en los últimos 21 días ni convivir con una persona en esa situación y que respetarán el protocolo de entrenamiento seguro o practica del deporte de manera recreativa establecido por la AARA.
12) Además del punto 11 todos los deportistas deberán tener vigente el Apto Medico obligatorio habitual a través del formulario FR003/004 de la AARA, en especial para documentar que el mismo no se encuentra entre las personas de zona de riesgo, tal lo dispuesto por los DNU gubernamentales.
13) En función del correcto control diario y de la generación de información para las estadísticas inicialmente mencionadas; se llevará un listado diario de los deportista con una serie de datos recopilados al inicio de la actividad donde debe constar inevitablemente entre otros, la temperatura corporal, existencia de tos, molestias en la garganta, perdida de olfato/gusto, disminución de la capacidad respiratoria.

Lee el protocolo completo aquí