Christian Psenda: “No es una regata para cualquiera”

El marplatense fue uno de los cuatro representantes locales en la Regata Internacional del Río Negro y contó la experiencia en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): “cuando vences las adversidades y llegas, te sentís bárbaro”.

Los cuatro representantes marplatenses.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Cuatro representantes de Mar del Plata estuvieron presentes a principio de año en la Regata Internacional del Río Negro, una verdadera travesía de una semana donde se recorrieron 240 kilómetros a través de 7 etapas, un desafío muy distinto para quienes se dedican al remo y el canotaje.

Uno de ellos fue Christian Psenda que habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su experiencia junto a Natalia Martino integrarndo un bote. Los otros dos eran Rafael y Carlos Leaden; padre e hijo. “Justo nos agarró un pico de temperatura con 45 o 46 grados. Habíamos tenido una preparación previa. En el club nos preparan mucho para esta competencia. Fue algo hermoso, un desafío importantísimo porque vinieron franceses, españoles, incluso estuvieron los campeones del Mundo”, destacó.

No sólo competir es una gran experiencia, sino el entorno que ofrece el sur argentino: “el paisaje es algo divino, el entorno es bárbaro, pero es una competencia. Fue tan así lo fuerte de la primera etapa que después para los demás días nos cambiaron el horario de largada por el calor, eso nos ayudó. Ibamos todos cubiertos para no padecer el sol. La hidratación también era muy importante además de la alimentación”.

La camaradería se vuelve uno de los factores claves y ellos lo vivieron en carne propia: “nos juntamos después con un grupo de chicos de Tandil, Necochea, Lobería, una chica de Avellaneda, Pergamino y San Nicolás. Éramos 17 personas y teníamos al más joven con 17 años y un genio de 80 años que corrió toda la regata. Eso marca el abanico de lo que te encontrás en esta competencia”, definió Psenda.

Más allá del resultado final, lo que cuenta y vale es la experiencia que van sumando y lo que te deja llegar al final del recorrido: “la regata no es para cualquiera, cuando terminás te dan una remera y medalla de finisher porque es muy difícil y muy dura. El último día de competencia era mi cumpleaños 50 y fue muy importante para mí, todo tomó un color distinto. Cuando vences las adversidades y llegas, te sentís bárbaro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *