Brian Rosso: «Me quedé porque me pareció una injusticia»

El remero marplatense habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el incidente que debió atravesar el último fin de semana donde le sacaron un pasaje para volverse de Tafí del Valle a Mar del Plata: «creo que si me volvía era peor y por eso decidí usar la lógica», explicó.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El conflicto parece extenderse y todavía no hay resolución. Una enmarañada maniobra que puede dejar afuera del Preolímpico a Brian Rosso tomó estado público, pero todavía no hay definición al respecto.

«Fue un hecho inusual, hace mucho que estoy en la Selección y nunca vi algo similar», comentó el remero marplatense en Marca Deportiva Radio (FM 99.9). «La Asociación Argentina de Remo (AAR) me sacó un pasaje de vuelta a Mar del Plata porque yo supuestamente hacía lo que quería en la concentración de la Selección Nacional en Tafí del Valle», agregó después.

Los hechos de dieron de una manera muy distinta según relató Brian: «llegué con una contractura en el cuello a Tafí y no podía remar, siempre cumplí con el resto del plan y cuando empecé a subirme al bote, le aclaré a uno de los entrenadores que no me sentía cómodo remando a ritmo bajo y prefería hacerlo sólo». Después se hizo un acta que tampoco se comunicó en tiempo y forma: «redactaron un acta sin preguntarme nada a mí y me la comunicaron a las dos horas del viaje. Decidí quedarme porque lo consideré injusto. El acta que se hizo no fue de buena fe porque los que firman dicen que no presentaron conformidad», aclaró.

Todo esto no sólo puede tener una consecuencia deportiva específica, sino que para el menor de los hermanos Rosso también es algo doloroso en lo personal: «esto está manchando mi nombre, porque jamás hice lo que dijeron. No hay comunicación con los dirigentes. El que me mandó el acta por whatsapp, lo hizo cuando le dije a Ariel Suárez que nunca me habían informado».

Es raro que los dirigentes de un deporte, no tengan contacto con los deportistas, pero parece ser algo más común de lo debido: «estoy acostumbrado a estas situaciones, pero sacarle un pasaje a alguien para que se retire de una concentración debe ser por algo grave. Hace 7 años que corro el single y nunca me comporté así».

Aún no se sabe como continuará la situación, pero por lo menos hasta el fin de semana estará con el equipo nacional en Tafí del Valle: «creo que si me volvía era peor y por eso decidí usar la lógica. Uno espera tener apoyo absoluto, que te pregunten que necesitas y te ayuden». Mientras tanto, queda un mes para el PreOlímpico en Río de Janeiro y Brian Rosso necesita estar focalizado en semejante objetivo: «lo ideal sería que se resuelva después del preolímpico porque hacer todo en este proceso será un problema muy grande para mí».