«Todavía se me pone la piel de gallina»

El marplatense Brian Rosso explicó de esa forma en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) las sensaciones de haber conseguido la plaza en los Juegos Olímpicos de Río. «No caigo que soy olímpico, pero me lo gané», afirmó.

Brian Rosso logró uno de los máximos objetivos para un deportista.

Brian Rosso logró uno de los máximos objetivos para un deportista.

Escuchá a Brian Rosso en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

Mar del Plata sumó un tercer representante olímpico la semana pasada. El remero Brian Rosso consiguió en el pre-olímpico de Chile su plaza para Río en el Single argentino y de regreso en la ciudad habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre lo que representa este logro para su carrera deportiva.

«Tenía un poco de presión hace dos meses, pero la competencia fue muy dura. Hasta que no definía el bote de Argentina estuve con los nervios de punta. No caigo que soy olímpico todavía», indicó el menor de los hermanos.

Es que este año, eran sólo dos los botes argentinos que podían clasificar y no dependía sólo de su tarea. «Fue un preolímpico extraño porque en la clasificación sudamericana para Londres había 4 botes para Argentina, pero esta vez se recortó a dos y fue un momento incómodo porque cuando clasifique a la final que tenía la plaza, tenía que esperar que a mis compañeros les vaya mal para clasificar», contrastó Rosso.

Brian también habló sobre su nivel en el Sudamericano teniendo en cuenta que perdió con el mexicano Cabrera la Final «A», pero no entraba en la disputa continental. «El mexicano que me ganó fue muy bueno, le había ganado la medalla de bronce en Toronto. En los últimos dos mundiales queda posicionado mejor que yo. Le pude ganar al brasilero que siempre me ganaba. Mejoré algunos segundos y espero seguir mejorando el tiempo», señaló.

Argentina tuvo una buena performance en el torneo y el propio Brian junto con su hermano Cristian integraron el Cuádruple Par que ganó la medalla de oro. «A nivel sudamericano siempre fuimos potencia. Las pruebas de remos cortos siempre las ganamos, tenemos esa presión de hacer un buen papel. El oro es casi una obligación»,agregó.

Han pasado pocas horas de este logro personal destacado, pero todavía no puede creer lo que obtuvo: «cuando me dicen que estaré en un Juego Olímpico se me pone la piel de gallina. Significa estar dentro de un grupo de elite, es otro nivel. Podés estar en la Selección durante 15 años y nunca ir a un Juego Olímpico. Sé que me lo gané pero tengo que agradecer a todo el equipo y particularmente a Cristian y Román Palet», dijo.

Sabe que tendrá que prepararse mucho más para la gran cita de su vida: «en un Juego Olímpico tenés una sola chance, estoy muy motivado porque se que es ahora o dentro de cuatro años, no hay margen de error». 

Para saber donde está parado y cuanto debe mejorar, estará participando en Italia y Suiza de dos fechas de la Copa del Mundo. «Eso muy bueno. Siempre entreno con Cristian y seguir entrenando con él allá será muy bueno porque no estoy acostumbrado a entrenar sólo», remarcó.

Clasificarse a un Juego Olímpico en el Single es distinto que en cualquier otro bote: «cada país lo mejor que tiene lo manda al single. Con estas copas del mundo me mediré con muchos de ellos. Ahí sabré lo que tengo que seguir mejorando». 

No todas son desventajas, sino que también ha cosas que pueden ayudar a su performance en Río: «en la pista olímpica corrimos un Sudamericano y gané el single y el dobles con Cristian. Es muy parecida a la Laguna de los Padres, pero un poco más abierta y con mucho oleaje. Eso nos puede beneficiar como el hecho de que sea en Sudamérica, por el clima y el cambio horario que les puede afectar a los europeos», remarcó.

Con la certeza de que estará en Río, Brian Rosso se transforma en un marplatense más que marcará la historia deportiva de la ciudad, pase lo que pase en la competencia.