Brian Rosso: «Hoy con la Selección no quiero saber nada»

El remero marplatense indicó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) que está pensando si continuará representando a Argentina: «a veces me cuesta ponerme la ropa de Argentina para entrenar. Me da mucha vergüenza todo el quilombo que se armó», dijo.

Brian Rosso piensa en abandonar la Selección Argentina.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La situación de Brian Rosso ha ido empeorando de acuerdo a las consecuencias de la sanción que le impuso la Asociación Argentina (AARA). El último paso fue la suspensión de las becas del ENARD que en su derecho ganó por los logros deportivos desde Río 2016 hasta la actualidad.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el remero marplatense comentó que «ahora estoy bastante angustiado. A las cuatro horas de decir que iba a donar la beca me mandaron un mail diciendo que me la iban a suspender. Que toquen algo como la beca que me la gané con los resultados y cuentan un montón, es grave. Tampoco es tanto, sino algo mínimo que nos dan para hacer nuestro deporte. Que toquen eso me duele mucho».

Incluso agregó que la suspensión se da por un pedido expreso de aquellos que le impusieron una injusta sanción: «el ENARD me informó que la suspendían por pedido de la Federación. Estoy tratando de solucionarlo. En este momento no se que hacer, hubo un par de días que me levanté y dije «ya está, dejo de remar». Lo único que están buscando es perjudicarme, nada más. Es una maldad y me duele mucho».

A pesar de todo esto y con la cuarentena latente, sigue entrenándose pero no sabe muy bien para qué: «entreno ahora, porque me gusta entrenar pero en mi cabeza todavía no se si seguiré haciendo remo o no. No hacen nada para que el deportista esté mejor, me gusta representar a Argentina, pero no de esta manera. Ojalá esto se solucione, pero tengo la Federación en contra, no puedo ir a un Juego Olímpico con la Federación así. Para ir tiene que salir todo perfecto. Ahora tengo terribles quilombos».

Su iniciativa solidaria para el municipio de General Pueyrredón se mantiene en pie aunque tenga que ponerlo de su bolsillo: «apenas cobre mi sueldo de guardavidas, el monto lo voy a donar. No voy a dejar que esto me frene, no era la idea pero lo haré igual, es un gesto para Mar del Plata por la cantidad de gente que me ha apoyado en la ciudad».

Lo cierto es que esta situación lo sacó de foco, le quitó los objetivos y las ganas: «me levanto con ganas de entrenar, como y todo pensando en el entrenamiento. A nivel Selección no quiero saber nada, a veces me cuesta ponerme la ropa de Argentina para entrenar. Me da mucha vergüenza todo el quilombo que se armó y encima el mismo día que me sancionaron, a la persona que me denunció lo terminaron echando de su cargo en la Selección. No tiene sentido», finalizó.