«Se siente algo muy especial»

El marplatense Juan Pablo Roude habló en la previa del inicio del cuadro principal del PSA Mar del Plata Open donde deberá enfrentarse con Leandro Romiglio, su amigo y compañero, por la primera ronda. «El torneo empezó como una idea que hoy se hace realidad y a Mar del Plata lo motiva, ve que es posible», destacó.

Los encargados de presentar la actividad esta mañana con Juan Pablo Roude (de azul). (Foto: Prensa PSA)

Los encargados de presentar la actividad esta mañana con Juan Pablo Roude (de azul). (Foto: Prensa PSA)

Escuchá a Juan Pablo Roude hablando con Marca Deportiva

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

Comenzar un torneo de nivel PSA en tu ciudad no sucede todos los días, y hacerlo enfrentando a un rival con quien has compartido todo tu crecimiento dentro del deporte, mucho menos.

Eso le sucederá mañana a las 19 a Juan Pablo Roude cuando se mida con Leandro Romiglio por la primera ronda del certamen que se disputa en Casal Squash y forma parte del «Tour de las Américas». Después de la conferencia de prensa realizada esta mañana, el jugador marplatense habló con Marca Deportiva sobre sus sensaciones al momento de recibir una invitación para jugar el certamen: «el hecho de jugar en casa, en mi club y con la gente de la ciudad, hace que sienta algo especial. Ver la gente disfrutando de los partidos de qualy ayer me hizo sentir muy bien. Imaginar a toda esa gente alentandolo a uno en un partido de estas características está buenisimo y estoy esperando el debut», remarcó.

Las sensaciones de medirse con su amigo en la primera instancia de eliminación traen paralelamente sensaciones agridulces: «somos dos jugadores argentinos y de Mar del Plata en el Main Draw, pero nos tocó enfrentarnos y eliminarnos. Nos conocemos hace mucho tiempo y en el ambiente de Mar del Plata se sabe que el miércoles a las 19 se jugará ese partido».

Tener el PSA en la ciudad empezó como una ilusión, una locura y hoy es una realidad. Por eso Roude destacó la necesidad de seguir apoyándolo para que crezca: «fue una iniciativa bastante personal de Marcelo Romiglio y fue sumando gente. Hoy se hace realidad y a Mar del Plata lo motiva, ve que es posible. Esto hace que pensemos en mantenerlo en el tiempo y hacerlo crecer para que jugadores de mejor ranking puedan venir a la ciudad».

Pase lo que pase desde el miércoles, saben que el ambiente del squash en la ciudad tendrá la oportunidad de disfrutar de buenos deportistas en cancha: «la mayor parte de los jugadores son de Latinoamérica, es un torneo que es el más chico en el circuito en cuanto al dinero que entrega y además estamos lejos del resto del mundo. Hay jugadores de muy buen nivel y algunos dejan de ser junior para pasar a mayores. Se verá un gran nivel».

Nunca es sencillo viajar a un destino haciendo un fuerte sacrificio sin tener asegurado el éxito y ni siquiera saber hasta donde se llegará o si se podrá recuperar el dinero invertido, pero es algo con lo que aprenden a lidiar: «con gente del club veíamos a un colombiano que perdió en primera ronda de qualy y el deporte tiene esas cosas, te toca uno que juega mejor que vos en el primer día y te deja afuera. Es complicado porque no tenés la presión deportiva, sino en el esfuerzo económico que hiciste para llegar o que si no ganas, estás perdiendo plata. Somos profesionales pero todavía bastante amateurs». 

Por eso, la presentación de mexicanos, colombianos, paraguayos, sudafricanos e incluso irlandeses dentro de los cuadros en Mar del Plata: «valoro mucho lo que están haciendo los chicos de venir a Mar del Plata porque hice lo mismo en algún momento».