Leandro Romiglio: «Siento una emoción enorme»

El marplatense Leandro Romiglio habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) después de consagrarse campeón panamericano en Estados Unidos y señaló que «siento que estoy mejorando y soy un jugador más fuerte hoy».

Leandro Romiglio rodeado de todo el equipo argentino luego de ganar el oro.

Leandro Romiglio rodeado de todo el equipo argentino luego de ganar el oro.

Horas después de consagrarse campeón panamericano individual en Estados Unidos y cuando aún tiene parte del torneo por disputar, el marplatense Leandro Romiglio habló con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) contando sus sensaciones de este gran logro para su carrera deportiva.

«Este tipo de torneo es muy difícil, se juegan 2, 3 o 4 partidos por día y tenes que hacer las cosas muy bien para recuperarte. Estoy feliz de haber sacado la medalla de oro porque había jugadores que tienen muy buen ranking internacional. Todavía mucho no caigo de lo que conseguí. Es un proceso y estoy por el buen camino», comentó el jugador surgido de Casal.

Desde que se realizó el Tour de las Américas e incluso antes, tenía como meta estar en óptimas condiciones para el Panamericano y las conclusiones están a la vista: «era uno de los objetivos que teníamos con la selección. Cuando llegamos y sabíamos como sería el equipo, sabíamos que podíamos andar bien. La consagración máxima es lo que me pasó ayer. Estoy feliz también por Gonzalo Miranda que volvió a jugar y lo hizo en gran nivel», señaló sobre otro de los representantes nacionales que obtuvo a medalla de bronce.

Romiglio quiso aprovechar la ocasión para agradecer a todo el equipo que los acompaña, porque más allá de que la medalla sea individual, hay un trabajo conjunto: «debo agradecer a todos los jugadores, a mi papá como entrenador (Marcelo Romiglio), a Pablo Tamburrini, Juan Pablo García, Julio Espeche, Gonzalo Miranda, Robertino Pezzota, Francisco Obregón, Fernanda Rocha, Antonella Falcione, Pilar Etcherchuri y Camila Grasso que estaban dos alentandome desde afuera. Había 10 personas atrás mío y sirve mucho».

Las emociones le iban cayendo de a poco, a medida que hablaba: «siento una emoción enorme, no caigo mucho de lo que conseguí. Hay muchos grandes jugadores que no han podido salir campeones panamericanos. Prepare muy bien el torneo, estoy jugando muchos torneos, hice las cosas bien antes y después de cada partido me preocupaba en la recuperación. Esa disciplina hizo que me fuera bien», remarcó.

Para el país también es una medalla histórica porque hacía mucho que un argentino no podía lograr el oro individual: «es una alegría grande para Argentina porque el último campeón panamericano fue Jorge Gutiérrez en 2004, hacía muchos años que no estábamos en el primer puesto del podio. Ojalá el squash crezca con esto».

El 2016 que ha tenido Leandro lo pocisiona muy bien internacionalmente y esta medalla dorada no es más que una corroboración de todo aquello que ha trabajado: «estoy pasando una linda etapa, siendo que mejoro partido a partido y saliendo de situaciones donde antes me bloqueaba. Es un camino largo, pero estoy motivado y siento que estoy mejorando y soy un jugador más fuerte hoy».