Martín Passeri: «Pasé por todos los estados que no me imaginaba que podía pasar»

El séxtuple campeón argentino de surf habló en la previa de la vuelta a la actividad en Mar del Plata y remarcó como se fueron desarrollando estos 100 días como deportista e instructor.

Martín Passeri y su análisis de la cuarentena (Foto: Surfing Latino)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Finalmente, las prácticas deportivas en Mar del Plata tendrán un período de prueba de una semana por lo que muchos sectores que estaban implorando por el regreso a la actividad, pueden hacerlo desde hoy.

El surf era uno de los más activos en el reclamo y en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) Martín Passeri contó como fue atravesando la cuarentena: «pasé por todos los estados que no me imaginaba que podía pasar. Desde la super motivación de aprovechar el tiempo para adquirir nuevas habilidades, ordenar un poco el material que uno tiene, cambié el entrenamiento y hasta llegar a un momento que la práctica específica empieza a tirar».

Fue entonces cuando empezó a ver que se necesitaba la vuelta al mar teniendo en cuenta que no había una situación preocupante: «te empezás a replantear todo, soy paciente y busco que lo legítimo y lo legal vayan de la mano. No me gusta generar conflictos pero la paciencia se empieza a agotar».

Incluso desde un principio se planteó un contra punto entre la Asociación de Surf Argentina (ASA) que reclamaba por las vías políticas y la agrupación #VolverAlMar que generaba acciones para ingresar en el agua. A pesar de que se vean como expresiones antagonistas, tenían mucho en común, sólo cambiaban las formas y Passeri se refirió a este tema: «en un principio, esperé para legitimizar el derecho sin transgredir la parte legal, pero el reclamo de la agrupación no está mal fundamentado y es una gran parte de personas que eligieron entrar al agua hace mucho tiempo. Quieren defender ese derecho».

Incluso destacó que acompañó las iniciativas: «fui a 2 de las 4 jornadas y elegí no meterme al mar porque a mí no me parece que lo tenía que hacer. Hicieron un poco más de fuerza y era un doble juego porque donde te relajas un poco, los que pueden decidir dejan para después lo que no les quema».

Más allá de la posibilidad o no de hacer deportes, Passeri destacó que se debe hacer una tarea más fuerte: «como deportista, si me hablan de salud, el deporte es salud y la falta de deportes afecta a la salud. El deporte me dio la salud que tengo y no puedo dejar de practicarlo. Hay que laburar cuestiones más profundas con los protocolos»; opinó.

El daño deportivo para muchos surfers en su caso, está hecho y sobre todo en etapas adolescentes donde la pérdida de motivación a veces es más veloz que en un adulto.

Incluso lo vivió con su propio hijo: «está en una etapa de preparación y me empecé a preocupar por lo que está pasando. Vi cosas que no me gustaron y que no son tan coherentes en todo este tiempo».

De todas maneras, no se detuvo en eso y trató de generar espacios de entrenamiento, aunque faltaba el paso decisivo: «creamos un sistema de entrenamiento semanal donde tenemos contactos por plataformas y hacemos entrenamientos físicos o de coordinación. Cuando la práctica deportiva no está que es la motivación intrínseca del deportista, todo pierde sentido. Los chicos empiezan a perder esa motivación y si no hay una familia que concientice hay desfazajes en los entrenamientos, en las comidas y eso lleva a un detrimento del rendimiento deportivo», finalizó.