Josefina Ané: «Tengo de amigos a mis ídolos»

Desde Copenhague donde está atravesando la pandemia, la marplatense Josefina Ané habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) analizando su presente y carrera deportiva. ESCUCHA LA NOTA.

La marplatense Josefina Ané habló desde Copenhague.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Varios argentinos están lejos de casa sin poder regresar. En un lugar cómodo y con características particulares como Copenhague, está la surfista marplatense Josefina Ané esperando para volver a casa: «traté de volverme, pero el problema es que no había vuelos y los que había salían desde Madrid. Estoy en una lista del consulado de Dinamarca y me llamaron, pero me cancelaron después. Estoy esperando el próximo vuelo de repatriación», señaló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

A pesar de que hubo un impacto importante del COVID-19 con víctimas fatales incluidas, la idiosincrasia lleva a que no se hayan tomado medidas restrictivas como en gran parte del mundo: «no está tan complicado acá, no toman medidas tan estrictas. Se puede salir a la calle, no es recomendable, pero está todo cerrado. Podés salir a hacer lo que quieras y hay mucha gente en la calle».

Entrenar en casa, tratar de no salir si no es necesario para cualquier deportista es un problema pero más aún para Josefina que está acostumbrada a recorrer el mundo compitiendo en distintos torneos del Circuito WQS: «hay que manejar la ansiedad. Estamos todos como locos porque no sabemos que hacer. Hay que tener paciencia, entrenar en nuestras casas porque en el mar no podremos hacerlo en un largo tiempo. Esto viene para largo y no sabemos si este año podremos competir», anticipó.

Nunca es fácil tomar una decisión como la de Ané. Es que muy chica decidió salir a probar suerte y lo tomó con mucha responsabilidad: «hace 4 años que compito internacionalmente y el 2019 fue mi mejor año. Esto me impulsó a ser profesional en esto, hoy puedo vivir de lo que más me gusta hacer. La gente de mi edad está estudiando 4 o 5 horas por día y yo tengo que estar comprometida a hacer lo mismo pero entrenando. Para mí es como una carrera universitaria tengo que hacerlo 4 o 5 años para ver hasta donde llego», comparó.

Hay que acostumbrarse a distintas situaciones, a vivir con lo justo y necesario, la lado de una valija siempre lista hacia un nuevo destino: «lo que ganás en cada torneo lo volvés a invertir. Por suerte tengo el apoyo del ENARD, Rip Curl que cerré este año y me ayuda a seguir este sueño junto a Oakley FCS. Además la ayuda de mi papá y mi mamá que me apoyaron siempre».

Josefina Ané con su papá y su mamá.

Estar lejos de casa también era todo un desafío y aprendió a superarlo: «me pega fuerte estar lejos de casa, pero estamos acostumbrados ya después de 4 o 5 años. Teniendo 21 años estoy recorriendo el mundo y haciendo muchas cosas solas que cuando estás en casa las hacen tu papá o mamá».

Mientras tanto, en el otro lado de la balanza están las cosas positivas de conocer mucha gente y de compartir con los grandes surfistas de nuestro país experiencias que la han hecho crecer hasta ser una de las mejores exponentes del surf argentino: «tengo de amigos a mis ídolos. De a poco empecé a competir junto a ellos y ahora somos amigos porque viajamos juntos. Es toda una experiencia sacar lo positivo de ellos», finalizó desde Dinamarca.