El clásico comenzará el sábado

El Quiksilver La Paloma se postergó el jueves porque este sábado y domingo estarán las mejores condiciones de olas para ver a los surfistas top del país, incluyendo a los nuevos talentos. Una organización de elite y los acantilados marplatenses, por belleza y visión, conforman el combo ideal.

Las olas que habrá en La Paloma. (Foto: Canty Ramos)

El Quiksilver La Paloma es un torneo especial. Por esa hermosa geografía que dibujan sus enormes acantilados, por esa rompiente ya mítica que exige al máximo a los surfistas y porque la organización conjunta entre Quiksilver y la Asociación Argentina de Surf tiene un alto nivel de análisis para definir cuándo estarán las mejores olas para correr el torneo que cierra el circuito argentino. Por eso este jueves, pese a que el mar estaba gigante, con olas de hasta 3 metros, se resolvió extender su comienzo esperando mejores condiciones para el desarrollo de la competencia. «Se postergó por cuestiones de seguridad. El mar estaba gigante pero muy desordenado y con una correntada muy fuerte, haciendo casi imposible entrar y agarrar olas con potencial. Para el sábado esperamos olas medianas, pero con excelente forma y el domingo marca que el mar vuelve a crecer, por lo que tendremos excelentes condiciones para la definición», explicó Francisco Morea, el director de un torneo que tendrá 60.000 pesos en premios.

Los surfistas acordaron con él y todo quedó dado por tener un finde top, con los mejores disputando este clásico argentino y con gente disfrutando desde esa tribuna imaginaria que generan los acantilados. «Que venga la gente a Playa La Paloma (Ruta 11, kilómetro 10 entre Mardel y Miramar) porque esta fecha tiene los mejores condimentos para disfrutar del surf», invitó Maxi Siri, cinco veces campeón nacional. Quizás un escalón arriba de todos esté Lele Usuna, ya consagrado en este 217 gracias a dos triunfos consecutivos en el circuito argentino, pero Siri, Lucas Santamaría, Nahuel Rull, Chingu Bollini y Marcelo Rodríguez se la pondrán difícil con distintas armas. Lo interesante, además, será ver a la nueva camada de talentos, que por primera vez se inscribió en masa en este torneo. Nazareno Pereyra (campeón argentino M14), Jerónimo Ané (rey nacional de M16 y M18), Franco Radziunas, Juan Cruz Ruggiero y Gaspar Larraniegui, entre otros, buscarán testearse con los consagrados y en una «cancha» que los exigirá como pocas veces. «Estoy muy motivado con correr este clásico que tantas veces escuché hablar y vi desde afuera. Miedo no tengo nunca, sí respeto. Queremos demostrar que podemos hacerlo bien», contó el rubio Radziunas, que tendrá la chance de estar en la misma competencia que su padre Luis, de 50 años.

Todo comenzará mañana bien tempranito (a las 8) y algo similar sucederá el domingo, el día de la definición. El torneo es presentado por Galicia Move, que será el responsable del Hospitality de los competidores e invitados a través de una interesante propuesta gastronómica a cargo del chef Rodolfo Puente. Para la gente habrá dos food trucks que llegarán especialmente hasta esta playa para que la gente pueda sentarse a disfrutar en sus mesas o pueda organizar un picnic en el césped. El cierre, como siempre, estará a cargo de otro clásico, el Corona Sunset. Como siempre, el Quiksilver La Paloma es un show distinto.