El equipo de la ciudad le planteó dificultades al poderoso Pinamar-La Herradura, que se adjudicó el Circuito Sudeste. La entidad anfitriona recibió elogios por su organización.