Eduardo Puppo: «Guillermo me pidió que lleve la Copa de n° 1 del mundo al Náutico»

El periodista que estuvo detrás del armado del Espacio Vilas en el Club Náutico aportando muchos elementos de enorme valor simbólico, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre esta iniciativa y la disputa que sigue latente ante la ATP para que le reconozcan el N° 1 del mundo.

Hernán Febbro, Daniel Larreina y Eduardo Puppo en el Espacio Vilas.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El Espacio Vilas en el Club Náutico Mar del Plata ya fue inaugurado. En una jornada emotiva se dio a conocer para los presentes esta muestra excepcional de Guillermo Vilas que quedará como muestra fija con elementos de enorme valor histórico y emotivo para los amantes del tenis.

El encargado de la organización de la muestra es el periodista Eduardo Puppo que es el escudero de los invaluables recuerdos que ha ido coleccionando durante toda su carrera el excelso tenista. En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) indicó que «en principio, tenía una misión complicada porque vengo con golpes emocionales y la lucha con la ATP que todavía sigue. Desembocaba en volver al origen donde Guillermo comenzó a jugar, juntar todos los elementos posibles para llevarlos a Mar del Plata para que quede de forma permanente y sea armónico. Me encontré con un grupo excepcional de trabajo en el Náutico».

En principio, fue buscado para brindar algunos elementos y se terminó metiendo de lleno en el proyecto para desarrollar una muestra de gran nivel: «Daniel Larreina me llamó a ver si tenía algún elemento para donar y todo se fue potenciando. Lo hablaron con los presidentes el anterior y el actual y se generó algo demasiado grande para tomarlo a la ligera. Fue mucho trabajo mancomunado en equipo. Ya la familia Vilas tiene el material en Mónaco y estamos sincronizados, están muy contentos por como quedó el Espacio».

Que se instale esta muestra en Mar del Plata simbólicamente es muy importante, pero Puppo destacó que hay material para hacer incluso algo mucho más grande sobre la vida de uno de los jugadores más destacados de la historia del tenis mundial: «quizás algún día se pueda hacer un museo mucho más grande de Vilas, pero los elementos que guardó Guillermo dan para hacer una línea de tiempo con objetos. Se van a sorprender los que vayan, hay mucho para ver». Esa manía de guardar absolutamente todo, la heredó de su madre y permite hoy reconstruir su historia: «tiene que ver mucho con su madre que tenía esa conducta, tiene 80 biblioratos con deportes periodísticos desde los 60 en adelante. Tener ese material te da como ganas, veremos como avanza nuestro país».

Mientras el Espacio Vilas fue inaugurado, se sigue adelante con el reclamo para que la ATP le reconozca el puesto N° 1 del ranking internacional que se merece. Lo dejó en claro con la película «Vilas: serás lo que debas ser, o no serás nada» que fue una buena forma de hacer más masiva su disputa: «sirvió para sacarlo del micro mundo del tenis porque fue a todo el mundo, mucho del rubro político. Hay una restitución que no se ha hecho y estamos en esa línea ya judicial. Espero que la ATP recapacite y sepa que le está faltando un Nº 1. Cuando decis la verdad, no te importa nada».

Una vez que se pueda dar ese reconocimiento, aclaró que hay un pedido puntual de Vilas que debe cumplir respecto de los clubes donde se desarrolló: «me pidió Guillermo que lleve la copa de Nº 1 de tenis al Club Náutico, espero cumplir», finalizó.