Copa Davis: Argentina, con una vida más ante España

DESDE MADRID – Por Lucila Morinigo – Los capitaneados por Gastón Gaudio, tras darse una serie de resultados favorables, clasificaron a cuartos de final: enfrentarán a España este viernes desde las 13.30. Entrenaron en doble turno y se los vio muy animados con la gran noticia del día.

El equipo argentino en el entrenamiento de esta tarde (Foto: Marca Deportiva)

Por Lucila Morinigo (@lucilamgo) desde Madrid para Marca Deportiva

El panorama para la Selección Argentina de Tenis no resultaba claro luego de la jornada negativa con Alemania en el último cruce del Grupo C. El camino, en suspenso, barajaba distintas opciones al contabilizarse el 3-0 ante Chile sin ceder sets y el mismo score en contrapartida con los alemanes. Así, Argentina ya no dependía de sí misma, sino de los resultados de otras zonas con los desempates en porcentajes de sets y games.

En el cuarto día, «se alinearon los planetas» y la seguidilla necesaria de resultados, apareció: Argentina está entre los ocho mejores de la primera edición de las «Finales de Copa Davis» en su formato estreno y chocará con España este viernes desde las 13.30 horas.

Quien abrirá será el bahiense Guido Pella ante Pablo Carreño Busta, reemplazante de Roberto Bautista Agut que debio bajarse de la serie por problemas familiares. A continuación, saltará al court central «Manolo Santana» el número 1 del mundo, Rafael Nadal, para medirse con Diego Schwartzman en el choque de los singles principales.

El dobles, hasta una hora y media antes de su inicio puede modificarse por elección de los capitanes.

En cuanto al historial de encuentros, España y Argentina chocaron en cuatro ocasiones, siempre con victoria europea. Los últimos dos enfrentamientos resultan negativos para el país: Emilio Sánchez Vicario capitaneó en la final del Estadio Islas Malvinas de Mar del Plata en 2008 y el último de ellos fue en diciembre del 2011, en el Estadio de La Cartuja en Sevilla, triunfo que dejó la quinta Ensaladera para España.

¿Cómo se logró la clasificación?

El nuevo formato de la Copa Davis clasifica a los primeros de cada uno de los seis grupos participantes y los dos mejores segundos: se consideran cantidad de triunfos, sets ganados y games obtenidos.
En el día de ayer se especulaba con una victoria de Chile por la máxima diferencia en su cruce con Alemania: finalmente, los germanos quedaron primeros de grupo al consumarse la victoria de Phillip Kohlschreiber sobre Nicolas Jarry por 6-4 y 6-3 y consiguieron su clasificación.

La otra chance era terminar entre los dos mejores segundos. De hecho, se aspiraba a ser el segundo de los segundos porque, en la jornada anterior, Rusia, se convirtió en segunda del Grupo B por contabilizar 4 triunfos y 2 derrotas, por delante del score general argentino (3-3, con 8 sets ganados y 6 perdidos, y un coeficiente del 57%).

¿Qué sucedió en las otras series?

En un día eterno que finalizó con un dobles cerca de las 3.30 hora española, involucró al Grupo F cuando Estados Unidos e Italia se eliminaron entre sí con el 2-1 para los norteamericanos. También Bélgica, segunda del Grupo D, quedó atrás de Argentina, con 3-3 y 7 sets ganados. Así, la clasificación dependía del Grupo A, con Serbia y Francia y también en el E, con Gran Bretaña y Kazajistán; todos ellos luchando entre sí por esos primeros dos lugares.

Primero, Argentina necesitaba una victoria serbia y Filip Krajinovic lo consiguió al superar a Jo-Wilfried Tsonga en dos sets. Novak Djokovic completó el día al superar a Benoit Paire también en dos sets.

Por otra parte, el foco de atención también estaba en los resultados entre Gran Bretaña y Kazajistán. A los albicelestes les convenía una victoria de 2-0 para cualquiera de los equipos ya que un triunfo repartido, con muchos sets de un lado y del otro, ponía la balanza a favor de ellos en la cuenta matemática que podía clasificar a los dos y eliminar a los dirigidos por Gastón Gaudio.

Más allá de la incertidumbre inicial cuando Alexander Bublik derrotó a Dan Evans en tres sets e igualó la serie 1-1 para Kazajistán contra Gran Bretaña, llegó el alivio y la confirmación, que hasta necesitó explicación directa y «oficial» desde la Asociación Argentina de Tenis (AAT): ni los británicos ni los kazajos podían mejorar la ecuación argentina, que superaba por apenas 1% a una posible victoria inglesa que colocaría porcentaje de 56% (9 sets ganados y 7 perdidos), si ganase el dobles.

Las cuentas matemáticas del nuevo formato le otorgaron una nueva vida a Argentina y mañana se juega una importante chance de «respirar» para el 2020: ser semifinalista, más allá del resultado posterior, garantiza una plaza para las finales, sin necesidad de pasar por los play offs de finales de febrero, principios de marzo. La fecha de esos encuentros es variable por tratarse de un año olímpico: la presencia de Tokio 2020 modificará el planteo de toda la temporada y los torneos suelen correrse hasta una semana de sus fechas originales.