Roland Garros: Zeballos y Granollers avanzaron a segunda ronda

La dupla hispano argentina consiguió cerrar un duro encuentro con los estadounidenses Steve Johnson y Sam Querrey y ya piensa en la segunda ronda. Pella y Mayer también sumaron en dobles. En individuales avanzaron Podoroska, Schwartzman y Coria. Afuera, Londero.

Zeballos y Granollers ya están en la segunda ronda.

Por Lucila Morinigo (@lucilamgo)

Jornada colmada de argentinos y entre ellos, el debut de Horacio Zeballos y Marcel Granollers, los segundos favoritos del cuadro principal de dobles en el Abierto de Francia.

¿El escollo? Sam Querrey y Steve Johnson, estadounidenses, hicieron batallar por una hora y 49 minutos a Zeballos y Granollers que cerraron el pase a segunda ronda por 3-6, 6-3 y 7-6 (4).

Sumado al comienzo adverso con la primera manga perdida, la desventaja también se hizo sentir en el primer pasaje del tie break definitivo al encontrarse 1-4 abajo, sin embargo, potenciaron sus saques y arriesgaron cortando los puntos en la red y el binomio rival se vio superado en estrategia y acción.

De esta manera, los recientes campeones del Masters 1000 de Roma, avanzaron a la próxima instancia en la cual se medirán con el equipo ganador del cruce entre el británico Daniel Evans y el polaco Hubert Hurkacz y la dupla conformada por el holandés Matwé Middelkoop y el brasileño Marcelo Demoliner.

El otro dobles argentinos que faltaba por debutar también avanzó con victoria: Leonardo Mayer y Guido Pella vencieron a Radu Albot y Nikoloz Basilashvili 6/4, 1/6 y 6/3 para chocarse con Nikola Mektic y Wesley Koolhof, novenos favoritos.

En el cuadro de individuales, los buenos resultados colmaron la primera plana y tres argentinos avanzaron a la tercera ronda: Nadia Podoroska, Diego Schwartzman y Federico Coria. Se despidió el cordobés Juan Ignacio Londero.

La rosarina Podoroska, que ingresó al main draw desde la etapa de qualy, consiguió la mejor victoria de su carrera al despachar 6/3, 1/6 y 6/2 a la kazaja Yulia Putintseva actual top 30 del ranking WTA y una de las favoritas en la parte inferior del cuadro.

«No cambié mucho mi estrategia de juego, yo estuve muy enfocada todo el tiempo. Tener un buen arranque me dio confianza para seguir por ese camino. Ella puso mucha presión pero pude aguantarlo», declaró «La Peque» en conferencia de prensa virtual, según pudo recoger el testimonio Marca Deportiva. A su vez, aventuró lo que se viene en la próxima ronda, cuando enfrente a la eslovaca Anna Schmiedlova. Esta instancia la catapultará cerca del ranking 103: «El punto de partida es siempre enfocarme en mí, si yo ajusto bien las cosas puedo adaptarme al partido. Depende más de mí que de la rival. Estoy contenta con todos mis logros, justamente las victorias traen confianza».

En paralelo, mientras Podoroska concluía su rueda de prensa llena de medios argentinos, Diego Schwartzman, reciente finalista de Roma, doblegó por 6/1, 7/5 y 6/0 al italiano Lorenzo Giustino en el court Simonne Mathieu. Así, por tercera vez en su participación en el Abierto de Francia, clasificó a la tercera ronda y en conferencia anticipó su choque del día viernes, con el eslovaco Norbert Gombos: «Lo he visto en mi época de Challenger pero no mucho. Es un jugador muy agresivo, juega plano, por abajo y saca bien. No le gusta mucho defender; es un rival peligroso así que voy a tener que mezclar solidez y agresividad».

La tercera victoria singlista se la llevó el rosarino Federico Coria, que sigue soñando en Francia y derrotó al local Benoit Paire para consumar uno de los mejores triunfos de su carrera por 7/6 (3), 4/6, 6/3 y 6/1: «Estoy muy emocionado. Es una locura todo, no lo puedo creer. Me cuesta confiar en mí pero estoy con buena actitud y mentalidad positiva en la cancha. Tengo 28 pero con ganas de un chico de 18 y si la vida me pone oportunidades quiero tomarlas», comentó a los periodistas que aguardaban por su descargo post victoria. El viernes se enfrentará al italiano Jannik Sinner.

La única derrota de la jornada quedó del lado del cordobés Juan Ignacio Lóndero que cayó en cuatro sets con el italiano Marco Cecchinato: «No sirve agarrarme de esta derrota, es bajonearse por algo que no tiene sentido. Creo que podría haber hecho mejor partido pero me quedé un poco tocado del partido con Fede [jugaron más de cuatro horas en su choque de primera ronda]. Ahora lo que se viene es el Challenger de Parma o el ATP de Cerdeña», concluyó «El Topo», que afirmó «estar cansado» y necesitar unos días para acomodar el calendario y encarar de la mejor manera lo que queda de la temporada.