Kimberley tuvo su merecido festejo centenario

El Dragón pasó un día inolvidable junto a sus hinchas y deportistas de todas las disciplinas que se acoplaron en una caravana con casi cien vehículos que vistieron de verde y blanco las calles de Mar del Plata.

Kimberley tuvo su caravana. (Foto: Prensa Kimberley)

Después de mucha espera y unas últimas semanas de mucho trabajo y organización, el Club Atlético Kimberley festejó este martes 6 de julio su primer centenar de años con una caravana en autos que permitió reencontrar a las familias, hinchas y socios manteniendo las medidas protocolares necesarias en una tarde que no se olvidará.

Si bien el plato fuerte llegó a las 17, durante todo el día se llevaron a cabo acciones relacionadas a esta fecha tan importante. A primera hora de la mañana, una exposición de trofeos, medallas y fotos antiguas pudieron ser disfrutados por los presentes durante la jornada de este martes y permanecerá para aquellos que quieran acercarse a recorrer la historia del Dragón. Luego, cerca del mediodía, la comisión directiva actual presidida por Luciano Mignini junto a los ex presidentes Emilio Van Gool, Jorge Falcone y Héctor Nocelli recibieron al intendente de la ciudad, Guillermo Montenegro, junto a Fernando Muro (secretario de Desarrollo Productivo e Innovación) y Andrés Macció (Presidente del EMDER). En poco más de una hora de reunión, los presentes dialogaron sobre la importancia de Kimberley en la historia deportiva y social de la ciudad y el significado que tiene la institución para quienes fueron y son parte de su conducción. Antes de retirarse, Montenegro recibió una camiseta edición especial por el centenario haciendo alusión a la utilizada por Francia en el Mundial de 1978.

Con todo encaminado, la tarde transcurrió aguardando por el momento de la caravana y el brindis. Si bien el público estaba convocado para salir a las 17 desde la Villa Deportiva, una hora antes ya había autos y camionetas con globos, banderas y escudos pegados para salir hacia la Avenida Independencia. Escoltados por un «coche bomba» y personal de tránsito, el viaje comenzó invadido por bocinazos y gritos que fueron llamando la atención de todos los que veían pasar las casi siete cuadras de vehículos kimberleños. Gracias a un operativo acertado, el periplo continuó por Juan B. Justo para luego tomar Independencia y llegar hasta Alvarado donde las luces y la música esperaba por todos.

Con la avenida cortada para ampliar los espacios y que la gente pudiera estar cómoda, las bengalas verdes y los típicos cantos de cancha hicieron resonar el lugar hasta que tomó la palabra Mignini desde el balcón que da al frente acompañado por Diego Luca y Andrés Zariello, pilares fundamentales para que todo lo que se vivió este día. Con un discurso breve pero directo al corazón, el actual presidente demostró lo que significa ser del «Dragón», agradeció a cada uno de los que marcaron el camino para llegar a los 100 años, cerrando con la Marcha del club que hizo salir las lágrimas de más de uno. Finalmente, se hizo un brindis simbólico y se cantó el feliz cumpleaños junto a una torta que portaba el número 100 y el escudo del «Verdiblanco».

Luciano Mignini, presidente del club (Foto: Prensa Kimberley)

Tal como está previsto, el centenario del club se celebrará durante todo el año con distintas acciones que involucrarán a ex y actuales deportistas, directivos y colaboradores históricos, intervención de distintos espacios de la sede y villa deportiva y más.

Una camiseta que hizo historia

Para celebrar los 100 años, el Club Atlético Kimberley lanzó a la venta una camiseta edición especial con el mismo diseño que aquella utilizada por Francia en el Mundial de Fútbol de 1978. Los bastones blancos y verdes están acompañados en su manga izquierda por un parche que hace alusión a aquel partido de «Les Bleus» frente a Hungría y en la espalda un 100 negro con idéntica tipografía a la implementada en esos tiempos.