Juan Ignacio Macció: «Es un enorme desafío personal ser captador»

El marplatense fue designado por FeVA como captador de talentos en la región bonaerense como parte de un programa nacional. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) habló de los parámetros que buscarán.

Juan Ignacio Maccio habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El programa de captación y desarrollo que impulsa la Federación Argentina de Voleibol (FeVA) junto con la Secretaría de Deportes de la Nación, ha designado distintos captadores en áreas del país buscando tener una mejor cobertura del territorio.

En la región bonaerense, el elegido es el armador de Once Unidos Juan Ignacio Macció que habló sobre la tarea que tendrá por delante en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «es un plan de desarrollo 2020 pero por la situación actual, se piensa también en 2021, será una transición para una doble planificación».

La articulación de distintos estamentos del deporte nacional es fundamental para que finalmente, se pueda tener un mayor alcance de visión para el voley nacional: «lo que surgió fue la oportunidad de que la Secretaría de Deportes de la Nación se vincule a la FeVA con las escuelas de iniciación deportiva que hay más de 1.200 en todo el país. Llevarán el nombre de academias y servirán como puntos de captación para los nuevos jugadores y jugadoras de las Selecciones Argentinas de Base».

El dato saliente es que los propios entrenadores del cuerpo técnico nacional fueron los que eligieron a las personas para cada área: «personalmente es un desafío enorme por la función y la confianza. Los cuerpos técnicos fueron los que decidieron quienes eran los captadores en cada región y entrenadores como Hernán Ferraro, Marcelo Méndez, Pablo Rico y todo el Staff han puesto mi nombre sobre la mesa».

Los puntos más destacados de esa captación pasan por distintos parámetros: «hemos quedado atrás en la captación de chicos con altura que nos permita competir en otro nivel internacional. Necesitamos subir algunos centímetros», indicó primeramente.

Luego habló de las necesidades por rama ya que entre damas y caballeros hay notables diferencias. «Desde el plano protocolar, hay una medida en el voley masculino para la talla. Necesitamos jugadores de 1,85 metros hacia arriba y no importará si sabe jugar o no porque la Academia le dará los conocimientos y luego lo vinculará con algún club cercano de su ciudad. Ahí es donde articulamos».

Por otro lado, añadió que «en la rama femenina hay una fuerte tendencia para la Selección Pre-Menor buscando dentro del área federada que es el primer ámbito donde no se ha podido hacer un relevamiento total del país. Hay incertidumbre sobre chicas que están federadas y se las esté perdiendo el voley nacional porque la rama femenina triplica la cantidad de jugadores masculinos».