Gustavo Ramos: «Desde el primer día queríamos estar entre los primeros»

El capitán y timonel del velero MARIA contó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) la aventura vivida al ganar la categoría Fórmula ORC Crucero en la Regata Oceánica Buenos Aires-Rio de Janeiro: «lo hicimos en 7 días y cinco minutos», agregó. MIRA EL VIDEO.

Los tripulantes del velero Maria.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El velero «MARIA», ha conseguido un triunfo destacable. Representando al Club Náutico Mar del Plata, se consagró ganador de la categoría Formula ORC Crucero de la Regata Oceánica Buenos Aires – Río de Janeiro 2020. Dicho evento está considerado uno de los más largos y antiguos del hemisferio.

Tan difícil es que hace 35 años que una embarcación de nuestra ciudad no obtenía un triunfo en esta competencia: fue en 1985, año en que el Mercenario I, de Luis Silva, se adjudicaba la categoría D de la renombrada regata corriendo para el Náutico.

MARIA es timoneado por Gustavo Ramos, con tripulación formada por Guillermo Triguero, Luis Escubet, Jorge Bonillo, Hernán Abade y Daniel Schwindt.

Justamente el capitán y timonel habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) remarcando que «es una regata que se hace cada tres años con tres categorías, nosotros ganamos una. Los tripulantes somos todos socios del Club Náutico Mar del Plata, hace bastante tiempo que navegamos juntos y entrenamos dos años para esta regata. Los resultados se dieron, es importante imponernos en este nivel internacional».

A pesar de la larga preparación, no fue fácil la competencia porque es toda una semana de carrera constante: «lo hicimos en 7 días y cinco minutos. Fue una regata amable, porque siempre predominan los vientos del sector sureste pero nos ayudó el viento sur argentino que nos ayudó a llegar. Teníamos guardias de dos por cuatro, la tripulación puso un esmero total, descansamos lo menos posible para obtener este resultado. Dejábamos de descansar a veces para estar con el otro en la guardia», remarcó.

La tenacidad y constancia en el entrenamiento es lo que los llevó a estar listos para, a pesar de ser la única embarcación marplatense, dentro de las 24 argentinas en la categoría, pelear por la victoria: «empezamos trabajando en equipo con el barco, somos una tripulación muy unida. Fueron dos años de trabajar en la embarcación, el ejercicio, la náutica, la teoría, la navegación por cartas electrónicas. Hay que estar atento a los pronósticos y los sistemas constantemente», repasó.

En silencio y con las expectativas altas, salieron a navegar conociendo que el resultado podía ser favorable: «desde el primer día salimos a llegar y estar entre los primeros. Fue emocionante haber llegado a Río y todavía estamos emocionados. Tenemos cenas de todos lados y charlas. Es muy importante para nosotros el reconocimiento, estuvimos trabajando mucho tiempo, dejamos nuestras familias, no tenemos sponsors, no hay premios en dinero, sólo medallas y copas que tienen mucho valor», dijo Ramos.

No se quedan con esta experiencia distinta, por el contrario, como todo deportista que logra un objetivo alto; ahora quieren más: «estamos preparando un proyecto para dentro de 3 años en una regata desde Sudáfrica hasta Río de Janeiro que serán 25 a 35 días de navegación», adelantó.