Leonardo Malgor: «Si no naciste o vivís en la altura, es imposible competir»

DESDE COCHABAMBA. – El entrenador marplatense trazó un balance de lo que ha sucedido con las atletas de nuestra ciudad en los Juegos ODESUR y remarcó que pronto tendrán revancha: «ahora se viene el Iberoamericano de Perú donde estaremos al nivel del mar».

Leonardo Malgor en la pista de Cochabamba.

Por Leandro Sánchez desde Cochabamba (@leosanchezpress)

El atletismo fue el último deporte en entrar en escena en los Juegos ODESUR Cochabamba 2018 para los deportistas de Mar del Plata y luego de tres dias de participación, el entrenador Leonardo Malgor habló con Marca Deportiva sobre las conclusiones de la tarea realizada.

«Sabíamos que veníamos a un lugar difícil para las competencias de fondo, sobre todo para Florencia Borelli (N de R: corrió los 5.000 metros). Quisimos aprovechar la oportunidad de representar al país, se lo ganaron consagrandose campeonas nacionales todas y quedó en claro no sólo con las chicas de Mar del Plata que si no naciste o vivis a estas alturas, es imposible competir», definió.

Como entrenador se siente cierta frustración por no poder plasmar el trabajo en la pista: «es muy duro verlo desde afuera, pero siempre es mucho más duro para la deportista que se ve relegada cuando es figura en su país o es protagonista en competencias continentales», indicó sobre las hermanas Borelli y Micaela Levaggi.

Sobre todo por un susto que se llevaron en el final de los 5.000 metros donde Florencia Borelli debió ser asistida por la falta de oxígeno: «sabemos de la tenacidad de Florencia, es una mujer durísima y acá tuvo que poner todo para terminar la prueba. Es una experiencia positiva completamente porque se llevan una enseñanza terrible y los entrenadores también», advirtió Malgor.

La revancha se dará pronto y la quieren tener ya: «dentro de poco está el Iberoamericano en Trujillo, Perú donde las condiciones estarán parejas para todos. Las figuras de Cochabamba veremos si al nivel del mar pueden plasmar lo que consiguieron aquí», desafió. También se refirió a la valiosa presea obtenida por Micaela Levaggi: «demostró que conseguir una medalla acá es un plus. Nos invita a soñar de que estará para cosas muy importantes».

En cuanto a lo vivido extra deportivamente en Cochabamba, destacó la calidez de la gente y el espíritu olímpico que se sintió en esos días: «la organización fue excelente, impecable. Mirás alrededor y ves una ciudad pobre, pero te pones a hablar con la gente y son muy educados, amables y serviciales. Hicieron estos juegos con mucho cariño y pasión, los sienten a los juegos. Hace 4 años en Santiago de Chile si bien el estadio estaba lleno, en la calle no se sentía lo mismo de acá. Están todos orgullosos de que Sudamérica haya venido a Cochabamba», finalizó.