Habrá que esperar dos días más

El clásico que se iba a jugar el 20 de marzo entre Peñarol y Quilmes pasó para el 22, por lo que los hinchas tendrán que esperar dos días más. El «Milrayitas» parte mañana para Río de Janeiro y el «cervecero» tratar de recuperar a Marín y Ortiz antes del partido del lunes.

El clásico se repetirá recién el 22 de marzo.

El clásico se repetirá recién el 22 de marzo.

Mientras Peñarol y Quilmes tienen distintos objetivos, saben que próximamente se enfrentarán una vez más en el clásico del básquetbol argentino. Debido a los distintos compromisos internacionales que asumió el «milrayitas» el duelo entre ambos se había pasado para el 20 de marzo.

Sin embargo, en las últimas horas, la ADC confirmó que el clásico marplatense se jugará recién el 22 de marzo a las 21 horas (por el momento) y en el Polideportivo «Islas Malvinas» de la ciudad de Mar del Plata.

Peñarol afrontará mañana su viaje a Río de Janeiro para participar del Final Four de la Liga de las Américas donde el sábado se medirá con Baurú buscando una nueva final continental. Además, los dirigentes están pensando en un jugador para ocupar la ficha que ha dejado Justin Giddens.

Los primeros contactos fueron con jugadores de prestigio que podrían darle un salto de calidad al equipo, pero que sea probo en el medio local. Entre los nombres que circularon apareció el del uruguayo Martín Osimani, pero parece una opción demasiado elevada respecto de su precio.

Quilmes, por su parte, está intentando recuperar a Federico Marín y Lucas Ortiz para los próximos compromisos, incluido el clásico. Lo cierto es que es más probable el regreso del base-escolta, porque al parecer el «pájaro» tendrá todavía algunos días más de recuperación de sus dolores en las espalda.

Cabe recordar que el «cervecero» recién volverá a la acción el lunes 16 de marzo cuando reciba en Once Unidos a San Martín de Corrientes y luego se mida con Regatas de la misma provincia.